Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover
ExclusiveUpdated

Dos caminos un destino

  • 👁 328
  • 7.5
  • 💬 7

Annotation

Ella solo quería olvidarse del engaño de su novio y su hermana y el buscaba a la chica que lo había flechado hace años. Dos personas muy distintas pero el destino los había junto una vez y el se encargaría de que fuese para siempre y que más compromiso que un matrimonio

Capitulo 01

Sonreí falsamente tratando de verme bien ante estás personas y no estoy segura el porque lo estoy haciendo, no conozco a nadie, mi madre ni siquiera se había tomado la molestia de invitar a mis amigos aunque sea para que la noche sea algo amena para mí, estoy segura que si Sara estuviese aquí todo sería diferente al menos estaría disfrutando algo de la velada

Solo hay personas que me sonrien hipócritamente, algunos solo vienen a sentirse parte de la elite, solo vienen para sentirse importante

Que personas tan estúpidas.

Ya quiero irme de aquí.

— Felicidades hermosa — Una completa desconocida se acercó a mí y me abrazo — Que hermosa te vez hoy, siempre lo estás pero hoy realmente brillas— Le sonreí y agradecí, ella tomo una copa de champagne y se fue junto a un hombre el cual quería asumir era su esposo, aunque realmente no lo sabía, como dije antes no conozco a nadie en esta sala.

Le agradecí a Dios que la mujer se haya alejado de mi, realmente estos lugares no eran para mí, no me hacían sentir nada cómoda, tenía que estar sonriendole a todos como si mi vida dependíera de eso, y si había algo que yo odiaba era hacer algo por compromiso

A qué hora llegaría mi novio? Obvio que a él si lo habían invitado, su familia era una de las más importantes por la empresa que poseían y claro que mi madre no dejaría afuera a una familia como la de el, tan importante y reconocida.

Alexander me habia dicho que llegaría hace dos horas y aún no lo he visto, la casa de mis padres no es tan grande como para que no hayamos coincidido, quizás se le había hecho tarde o no llegaría, aunque no sería considerado de su parte ya que le pedí estuviese conmigo hoy para tratar de sentirme lo más cómodo posible en este lugar.

— Sonríe Alaia— Mamá apareció de la nada y apretó mi brazo de forma fuerte — que se vea real no esa m**rd* que haces! La gente te está mirando, no me dejes en vergüenza como siempre ¿por que no puedes ser real una p*t* vez en tu vida?

¿por qué no podía ser real? Yo era la única que era honesta en esta familia, no era falsa hipócrita como ellos si no me gustaba estar en un lugar, no iría al menos haría el intento, mi madre por otro lado iba a todos los lugares a donde era invitada porque ella siempre debía de quedar bien con las personas y más si tenían una buena posición social.

Intenté hacer lo que pidió, no quería problemas, no hoy, cada cumpleaños mi madre se empeñaba en hacerme una fiesta solo para aparentar pero realmente solo hacía de mi cumpleaños el peor día de mi vida siempre recibía malas palabras y ofensas

"Quizás no es el patito feo como quieres hacerla ver"

"Hay que admitir que es muy hermosa, aunque no se parece en nada a su familia"

"Quizás no es el patito feo pero está claro que no es como su hermana"

"Le falta mucho para ser parte de esa familia"

"Segura que no es adoptada no parece una Davis "

Comenzaron los comentarios de las personas mal intencionadas para mi.

Doble los ojos con fastidio, y una vez más solo sé que mi madre arruinó otro cumpleaños.

Quería huir de este lugar, pero sabía que no podía hacerlo no sin que hubiesen consecuencias para mí.

— Alaia ve a buscar a tu hermana por favor haremos un brindis en tu nombre — Dijo papá acercándose — Y tenemos que estar los cuatro, juntos para las fotos para que todos vean la hermosa y perfecta familia que somos.

Para las fotos, eso era lo único que a mis padres parecía importarle, está fiesta no había sido para mí, había sido para que ellos quedarán bien frente a todos, para que la sociedad no pensaran que ellos tenían preferencia entre sus hijas.

Los padres perfectos

Las hijas perfectas

La familia perfecta.

De perfecto no teníamos nada, éramos todos los contrario a eso.

Camine alejándome de mis padres, no quería ir a buscar a mi hermana pero cualquier excusa para alejarme de todos para mi siempre sería maravillosa.

Suspiré.

"No te detengas por favor" fruncí el ceño ante aquello

¿Esa era Carla?

¿Con quién estaba?

Menos mal había venido yo y no mis padres, camine un poco más lento de lo usual buscando a que escucharán mis pasos, lo siento pero no quería ver a mi hermana en esas cosas.

— J*d*r, girate.

Aquella voz me hizo caminar rápidamente hasta el despacho y abrir la puerta con cuidado para ver si era la persona que yo pensaba y ahí estaba Carla con Alexander.

Me quedé muda, mi garganta se seco y mis ojos se humedecieron.

¡Esto no podía ser real!

¿Esto era real?

— ¿Que es esto?!— Mi voz salio en un pequeño susurro, pero supe que ambos me escucharon cuando Carla quien estaba tendida en el escritorio se levantó y Alexander se alejo de ella tapandose.

— Alaia pero ¿que haces aquí?!

¿Qué hago yo aquí? Claro ese es el problema que yo estoy aquí mirando como ellos me ven la cara!

— ¿Que hago aquí?— casi grite aquello sintiendo como la ira envolvía mi cuerpo ¿Eso era lo que tenían para decir?.— ¿Acaso no esperabas que te encontrará de esa forma? — Pregunté molesta — Cogiendote a mi hermana!

— Alaia las cosas no son como te imaginas

Una carcajada me hizo dejar de mirarlo para mirar a Carla.

— ¡Al fin! — Parecía estar disfrutando de que yo estuviera frente a ellos mirándolos desnudos — No sabes cuánto tiempo imaginé este momento y mira luego de dos años al fin te enteraste! Al fin podemos ser libres de ti y estar escondiendonos

Libres de mi

Alexander comenzó a vestirse.

¿Dos años?

¿Dos años?

Mire a Alexander el parecía querer hablar pero luego solo volvía a cerrar la boca ¿Ahora no tenía nada que decir?

¡Dos años viéndome la maldita cara de estúpida!

¡Dos!

— ¿Dos años? Alexander Tenemos dos años y medio juntos, pensé que nos íbamos a casar— Las lágrimas brotaron de mis ojos, se cuan patética me debo ver, pero no puedo evitarlo.

Carla una vez más se carcajeo, no había duda que ella si que lo estaba disfrutando.

¿Porqué? Cuál era el mal que yo le había hecho a ella? Porque se empeñaba en hacer mi vida miserable?

— el se va a casar pero no contigo — Subió su mano y en su dedo estaba un hermoso anillo de compromiso, yo conozco ese anillo. No puedo creerlo.— No se porque te hiciste ilusiones con el Alaia, si el nunca hablo de matrimonio contigo, además se que hace mucho ustedes no tienen intimidad, hermana ¿Qué es lo que esperabas que sucediera?

La estúpida aquí siempre fui yo.

¡El la quería a ella!

Carla tiene razón, el nunca hablo de eso conmigo yo fui la única estúpida que se ilusiono con eso.

Que estúpida.

— Carla por favor — Le pidió Alexander para que dejara de hablar

Quería golpearlos tan pero tan fuerte e irme corriendo de aquí, quería alejarme demasiado de ellos, quería olvidarse de que estás personas alguna vez existieron.

¿Cómo pudieron hacerme esto?

— Eres una maldita z*rr* y tu un desgraciado y hijo de...

— ¿Que sucede aquí?— Mis padre entraron.— ¡Carla! por favor vístete — Le pidió mi madre como si la escena ya se la esperara.— Tus gritos se escuchan hasta el salón, no seas escandalosa Alaia los invitados pueden escuchar y eso nos va hacer quedar mal, imagínate que alguien tome una foto de esto, ay no! ¿Cómo nos vería la prensa?

Una vez más la imagen era todo lo que a ellos les importaba.

No les importaba que Carla se estuviera acostando con mi novio.

Vi como Carla se vestía escondida para que mis padres no la vieran y Alexander solo terminaba de vestirse

— ¿Ustedes lo sabían? ¿Sabían que ellos dos estaban juntos hace dos años?

— Claro que sí hija— Hablo papá como si aquello fuese algo sumamente normal, como si ellos no me hubiesen estado engañando— Se que te duele pero míralo de esta manera Alexander y tu hermana merecen ser felices sin que tú intervengas, ahora que lo sabes ya no tienen que esconderse

Ellos merecen ser felices.

Ahora no tienen que esconderse, porque claro siempre fui yo la que estaba impidiendo que mi hermana fuera feliz con ¡mi m*ld*t* novio!

El se acercó y limpio mis lágrimas.

— Ya basta de drama, hay que salir y hacer el brindis, Alexander por hoy necesito que te coloques junto a Alaia por favor, ya luego anunciaremos que ustedes terminaron y luego que estás con Carla

¿Que m**rd* era esto?

¿Esto realmente estaba sucediendo?

Y se supone que estás personas también eran mis padres

— Vayanse todos a la m**rd* — Dije mientras salia de aquel lugar sintiéndome destrozada.

Ellos sabían, ellos siempre lo supieron.

Podía sentir las miradas de todos *p*n*s pase por el salón pero no me importo, una vez fuera de la mansión de mis padres me subí a mi auto y maneje hasta mi apartamento, al llegar no pude evitar lanzar todo lejos, estaba molesta y muy dolida no solo el me había traicionado toda mi familia lo había hecho.

Busque mi celular de forma desesperada, marque el número de Sarah.

— Amiga!— Contesto muy efusivamente.

— Alexander se estaba acostando con Carla— Susurre aún en llantos

Un gruñido se escuchó del otro lado de la línea

— Te dije! Que hijo de su madre, mira que engañarte con la fácil de tu hermana, si te queria estar con alguien más ¿porque no termino contigo?

Porque era un desgraciado.

— Dos años llevan Sara, dos años y se van a casar, recuerdas la foto del anillo que te envié? No era para mí, era para ella lo tenía en su dedo, se van a casar — El llanto broto más fuerte al terminar de decir eso.

Le había dado dos años de mi vida y aunque pensé que nuestra chispa se estaba apagando resulta que nunca estuvo encendida.

¿Por qué no me di cuenta?

Es que nunca note un cambio en el y es que no me dió tiempo de hacerlo porque siempre estuvo con las dos al mismo tiempo.

— No llores por ellos, te pasaré a buscar y le pediré a mi papá que nos preste el avión, nos vamos a ir a las Vegas y vamos a pasar todo el fin de semana ahí, vamos a celebrar tu cumpleaños, te vas a ligar a unos chicos muy buenos, vas a disfrutar y al regresar vas actuar como si nada porque tú eres mejor que ellos, eres una mujer inteligente y hermosa — Asentí aunque sabía que ella no me estaba viendo— Ya paso por ti — Dicho eso colgó.

Quería hacer lo que ella dijo, quería levantarme e irme lejos pero solo quería estar en cama y llorar mucho, llorar por lo estúpida que era.

Me levanté para dirigirme a mi habitación y ahí estaba una foto de los dos, en una cita maravillosa que yo había organizado para el, tome aquella foto para luego lanzarla al suelo, los vidrios salieron volando por todos lados.

Le había dado todo de mi, cada día, le di mi 100% y me entregue a el por completo.

¿Que tenía ella que yo no?

La puerta se abrió y mi amiga entro, me miró con lastima.

Odio esa mirada.

— Ven, vamos para que hagas tus maletas, papá está organizando todo.

Camine con cuidado hasta la habitación, la vi tomar todas las fotos en dónde el estuviera y guardarlas, con su ayuda hice las maletas y me volví a maquillar también me cambié por algo más cómodo, salí del edificio en dónde ambas vivíamos y nos subimos está vez en su auto, hicimos una parada para comprar helado y nos fuimos al aeropuerto privado en dónde su papá tenía su avión.

Sarah era una chica adinerada y muy amada por su padre era hija única y ella lo era todo para su padre.

Nos subimos en el avión y en todo el camino solo llore.

Llore por sentirme estúpida

Llore porque ya no había vuelta atrás

Llore porque lo único que había pedido era alguien que me amara de verdad y en su lugar había conseguido a alguien que me había destrozado más de lo que una vez logré estar.

Solo quería a alguien para mí ¿Acaso eso era mucho pedir?

Solo quería ser feliz, pero ahora el destino quizás me quería hacer ver qué la felicidad no era para mí, había querido creer que todos teníamos una oportunidad, pero la vida parecía estar tan enseñada conmigo había crecido en un hogar donde no me querían y había conseguido un novio que evidentemente tampoco me quería.

Chapter 02

Habíamos llegado a las Vegas y Sara y yo decidimos dormir en todo el viaje y es que había sido un poco largo, ambas estábamos cansadas de la noche anterior ella porque había salido todo el día y yo había estado en mi supuesta fiesta de cumpleaños.

Samuel su padre nos había despertado en una video llamada para decirme que todo iba a estar bien y que contaba con su apoyo, sin duda ese hombre era más mi padre que mi padre de verdad, tenía mucho que agradecerle, me había sorprendió lo rápido que había organizado todo.

Sara y yo salimos de compras y a comer, al llegar la noche estábamos listas para ir a una discoteca, nunca había venido a las Vegas pero Sara si y no paraba de decir lo maravillosas que eran y de enseñarme los lugares en dónde ella y su padre solían venir, no había duda que aquí disfrutan como reyes.

El papá de Sara era empresario y uno muy reconocido, su familia estaba en los primeros 5 más adinerados del país pero a pesar de ello no solían tener la típ

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app