Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

Chico malo millonario

  • 👁 385
  • 7.5
  • 💬 8

Annotation

Tom no había sido un buen chico... sus malas acciones lo llevaron al ejército... pero nuevas malas acciones hicieron que lo expulsaran de allí. Luego había pasado vagando un tiempo hasta conseguir un trabajo con su ' tío '; que no era bueno tampoco (ni su tío sino su verdadero padre), así que hacía el trabajo sucio para este. Pero ahora él había muerto dejándole casi toda su fortuna, la única mujer que amó se había casado y lo había alejado para siempre... y él estaba perdido y sin rumbo de nuevo. Entonces una noche en una carretera desolada conoció una pequeña niña desesperada pues alguien había atacado a su ' tía '; y necesitaba ayuda, solo que él no era el príncipe azul sino más bien el caballero negro... Cuando no tienes nada por lo que vivir, y nada que perder. Cuando toda la vida te han catalogado como un sociopata, con personalidad antisocial ¿Puedes acaso encontrar en una mujer rota y su pequeña, una única oportunidad para amar? ESTA HISTORIA SE PUEDE LEER DE FORMA INDEPENDIENTE!!! ¡Si leíste "Cautiva del millonario", no podés perderte está atrapante novela con el chico malo como protagonista de esta historia!

Chapter 1

El sonido de vidrios rotos alertaron a la muchacha que estaba cocinando para la niña mientras tenía a su bebé en brazos. Los pasos resonaron haciendo que su corazón se acelerara demasiado rápido, como un preludio físico de lo que su psiquismo bien aprendido acerca de ciertos peligros anticipara.— Toma, toma a la bebé y escondete con ella... — siseó agachándose a la altura de la pequeña inteligente de unos cuatro o cinco años.— ¿Qué sucede??? — respondió la niña temerosa, pero agarrando el bulto— No preguntes con un demonio Mackie y esconde a Lynn contigo ...— susurró ella temerosa.La pequeña asintió asustada y corrió con la bebé en brazos por el pasillo mientras ella las observaba irse con lágrimas en los ojos...¿Por qué Dios por qué???Por qué no podía estar tranquila aunque fuera por una sola vez en la vida ...Hacía meses había dejado atrás su tormentoso pasado, dejando atrás a todos los que la habían dañado especialmente a él, su verdugo cruel... incluso se había mudado a otro estado lo más lejos que pudo, con una nueva identidad... creyó estar protegida pero se equivocó... su vida no le importaba demasiado, solo quería salvar a las niñas. Ellas eran ahora todo lo que importaba.En el instante en que una ráfaga de viento helado levantó su cabello ahora oscuro, la muchacha tuvo la sensación de que alguien la observaba. Su corazón comenzó a latir aún más rápido, como si hubiera caído en un agujero profundo del que no podría escapar. Se sentía un m*ld*t* animal atrapado en una trampa para osos, cuando se escondió con un cuchillo tras la puerta de la cocina.Trató de convencerse a sí misma de que solo eran imaginaciones suyas, pero un conocido y primitivo miedo se apoderó de su cuerpo. Casi en piloto automático, reaccionando a un peligro que, a su pesar, todavía recordaba Allí, detrás de la puerta, temblando con una mezcla de miedo y determinación. El sonido de su corazón golpeando en su pecho resonaba en sus oídos, amenazando con revelar su escondite. Cada segundo que pasaba se sentía como una eternidad suspendida en la tela del tiempo, mientras aguardaba a su agresor. Alguien que conocía muy bien...En ese silencio opresivo, su mente comenzó a viajar atrás en el tiempo, recordando todas las veces que había sido dañada por él, los golpes, las violaciones, los abusos de todo tipo... y lo último que le hizo. Las heridas físicas habían sanado hacía tiempo, pero las cicatrices emocionales aún permanecían frescas en su memoria como si hubiera sido el día anterior... Durante todo ese tiempo había encerrado todo eso bajo llave, lo había negado, hasta esa estocada final que ofició como la llave de la caja de Pandora liberando todos los demonios de ese pasado que pretendía haber olvidado, pues cuando esa tragedia que marcó su vida ocurrió era muy pequeña todavía... Como ecos, recordaba los golpes, los insultos, y el constante abuso que había soportado durante años hasta que el amor la había salvado... y como todo, eso también él lo había arruinado... se lo había, de un segundo a otro, arrebatado...En estos momentos de espera, la muchacha revivió cada episodio, cada acto de violencia que la había dejado marcada a fuego. Recordó cómo sus palabras, cargadas de odio, habían sido como lanzas que atravesaban su alma. Las imágenes de su cuerpo debilitado por sus abusos y los moretones que le gustaba dejarle como recordatorios de vez en cuando, la acosaban como pesadillas recurrentes. Cada lágrima derramada parecía haber sido parte de un océano de dolor, inevitable e interminable.Ella reflexionó sobre su largo camino hacia ese momento. Percibió cada pequeño paso que había dado para alejarse de su pasado y el miedo, y cada esfuerzo realizado para recuperar los trozos de su vida hecha pedazos.Sin embargo, no había tenido demasiado tiempo para encontrar la fuerza dentro de sí misma, pues el terror aún no la abandonaba. Por las noches, las pesadillas hacían que se despertara llorando sudada al revivir sus traumas. Era el miedo a lo impredecible, a la violencia que inevitablemente se avecinaba, como una sombra que la acechaba, de la que no podría escapar no importaba lo lejos que corriera. Había hablado con una terapeuta una vez, le dijo que era estrés post traumático pero ella no tenía tiempo para terapia, aunque había estado leyendo algo sobre eso.Pero ahora, en su escondite, cada palabra que había leído flotaba en su mente como intentando infundirle el valor parecía haberse evaporado en el eter junto con su esperanza de ocultarse de él.La muchacha cerró los ojos y respiró profundamente, intentando calmar sus pensamientos agobiantes. Sabía que era hora de enfrentar sus miedos y reclamar el derecho a su vida. Se lo había ganado con sangre, se merecía al menos vivir tranquila con su familia. Con el corazón lleno de coraje, juró que no sería nunca más una víctima de él. Aunque la llegada de ese momento era desde hacía mucho tiempo, inevitable. Debería haber pedido ayuda cuando pudo pero solo prefirió evaporarse, idiotamente creyó que de esa manera, si se esfumaba, podía realmente huir de él pero se había equivocado. Y solo esperaba no pagar ese error muy caro.En ese momento, la puerta se abrió lentamente, y la oscura silueta de su agresor se recortó en el umbral. Las emociones se entrelazaron en el aire, el miedo y la determinación chocando como tormentas intensas. Pero ahora, la joven ya no solo temblaba de terror, sino también de fuerza. Su mirada se encontró con la de él, sin temor ni resignación. Esa vez no agacharía su cabeza. Ya no más se dijo hacia sus adentros.De forma intempestiva, sintió un tirón y un agarre fuerte en su brazo que con un golpe hizo que tirara el cuchillo. Y con eso toda su determinación se evaporó en un breve instante. Un escalofrío recorrió su espalda y un grito ahogado escapó de sus labios, mientras su brazo palpitaba de dolor. Antes de poder siquiera reaccionar, ÉL, su pesadilla más oscura, susurró.— ¿Pensabas que no te encontraría, "IZZIE"?— él murmuró en su oído con una voz cargada de sarcasmo. Los ojos oscuros del perverso hombre parecían abrasarla con una mirada amenazante mientras la sujetaba con fuerza para demostrar su poderío físico sobre ella, para hacerla sentirse pequeña e indefensa.Ella luchó por liberarse de sus garras, pero el agarre de su verdugo se volvió aún más firme. Su cuerpo temblaba de miedo, pero se negaba a ceder ante la impotencia. —¡Déjame en paz! — gritó con todas sus fuerzas, consciente de que cada segundo que pasaba, era un segundo que se alejaba más de su seguridad. Pero él rio, como ríen los villanos de las películas y su sangre se heló, y no tenía nada que ver con la ventisca que ahora corría por su casa.El viento continuaba susurrando como si quisiera llevarse los lamentos de la muchacha. Y con cada intento por liberarse, él apretaba aún más su brazo, haciéndola sentir más dolor. Las lágrimas caían por sus mejillas, pero no se rendiría fácilmente. No esta vez.Cegado por la ira, él comenzó a gruñirle.—¡Nunca podrás alejarte de mí! ¡Eres mía, siempre has sido mía desde que te tuve por primera vez! — exclamó con una ferocidad cruel que la paralizó. Él acercó su rostro, como si quisiera marcarla, pero de forma literal, como dejar una última huella de su tormento en ella. Pero solo pasó la lengua por su mejilla, antes de comenzar a besar su cuello mientras la joven seguía luchando Entonces llegó el ruido sordo de un golpe que la dejó mareada, el hombre la llevó al suelo y le desgarró la parte de arriba de su atuendo.Otra vez no, fue su último pensamiento coherente mientras él le bajaba el pantalón entonces algo que escuchó la hizo reaccionar.— DÉJALA EN PAZ — era la voz de Mackie, que aparentemente le había pegado con algo a su agresor.— NOOOO VETEEE HUYEEE CORREEE —le gritó a la niña pero ya era tarde, con una risa perversa, su torturador había cambiado de objetivo.— Parece que esto se acaba de poner más interesante — susurró sonriente y la iba a dejar sangrando en el suelo, pero ella lo tomó de las solapas.— No por favor, tómame a mi, hazme lo que quieras pero a ella no, tú no puedes ella es ...— un golpe nuevo, de revés hizo que su cabeza rebotara en el suelo... lo último que vio fue sus botas alejándose de ella, justo antes de perder el conocimiento...

Chapter 2

Tom conducía por una solitaria carretera en medio de un lugar inhóspito. La noche era oscura y silenciosa, pero él estaba acostumbrado a la soledad... Sin embargo, algo en el ambiente hacía que sus instintos se dispararan, y una inquietud incómoda comenzara a apoderarse de él.Él había estado conduciendo por la solitaria carretera, sin un destino en mente. Mirando a través del parabrisas el paisaje borroso que se desvanecía con rapidez, pero su mente estaba sumergida en un mar de pensamientos turbulentos.Hacía varias semanas, Tom había cometido su último error lo que le había llevado a decidir huir por un tiempo... a fin de cuentas ya no tenía un lugar al que pudiera llamar su hogar ni responsabilidades a la vista. Y las acciones dañinas que había realizado parecían perseguirlo a cada paso. Sabía que transitar por esas carreteras sin rumbo no borraría el daño causado, pero necesitaba ese espacio para reflexionar. Y los lugares con nombres poco memorables

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app