Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

Ámame sin medidas

  • 👁 1.2K
  • 7.5
  • 💬 31

Annotation

De día era un empresario reconocido que lo tenía todo, menos el amor. Todavía no había encontrado a "ese" alguien que le haga dar un giro completo a su vida, lo amé sin medidas y lo llevé al límite de su locura sin parar; De noche era una persona normal, un soltero más que buscaba sólo noches de pasión y llenarse de excesos para olvidar su realidad. Ella en el día buscaba cualquier empleo temporal que le logré dar un tiempo de descanso; En la noche se transformaba en una bailarina reconocida por su nombre artístico y por esa chispa de misterio que le ponía al no mostrar su rostro frente a las personas que la iban a ver en aquel bar. "Las noches fueron hechas para decirse todo aquello que no se animan a decir por las mañanas"

Sin empleo.

Una vez más estaba completando papeles para poder ser aceptada en algún trabajo normal para dejar atrás aquel bar que tantos malos ratos le tocaban pasar, pero parecía algo imposible. Cada día que le decían que la llamarían, todavía seguía pensando que jamás saldría de ese lugar y que ella pertenecía a ese sitio. No podía ocultar las cachetadas que la vida le estaba dando, y como ella intentaba como siempre pararse y seguir. Tal vez presentía que estaba para algo más grande y no iba a dejarse derrotar por la mala suerte del destino. Sin parar de sonreír se juró no darse por vencida y seguir buscando algún empleo.

Ese día tan nublado, aquel marzo a la mañana temprano caminando con el periódico en la mano, mira un edificio enorme frente a sus ojos y brilloso. Algo por dentro le decía que se arriesgue. Volvió su mirada a las hojas que tenía en sus manos, y respiro profundo.

Mueve su cabeza y se pone bien derecha — No seas cobarde es tu oportunidad, Sam —se decía a sí misma.

Cierra y abre sus ojos buscando tranquilidad. Era su último lugar donde debía presentar los papeles para poder ser aceptada, aunque el lugar era refinado nada la frenaba para seguir en busca de su nueva vida, era su última oportunidad y eso ya lo sabía. Se acomoda su camisa blanca algo ajustada a su cuerpo, su jeans, y su cabello cayendo por sus hombros. Miró al cielo, y camino hacia la entrada del gran edificio.

Se quedó hipnotizada por los lujos de ese lugar. El paraíso de sus sueños, todo de cristal bien limpio y muchas personas conversando, pasándose hojas y sonriendo mientras que otras bebían café caliente. Todo era en cámara lenta, la recepción parecía sacada de una película, llena de plantas a su alrededor y toda la decoración impecable. Observa hacía arriba y ve que aún los pisos seguían pero una voz hizo que saliera de sus pensamientos —Señorita, ¿necesita algo? —le preguntan por detrás.

Se sobresalta al escuchar que alguien le hablaba —Sí, venía por el empleo — responde cortante.

Extiende su mano esperando que le alcance la carpeta que la mujer llevaba bajo su brazo —Gracias — dice sonriendo.

Sabía que venía a la entrevista, los nervios estaban ganándole como nunca y su garganta se le estaba secando sin encontrar la tranquilidad. Mueve sus pies al ver que esa mujer que recibió los papeles se fue a una oficina, no buscaba nada más que un simple empleo y no importaba de que sea sólo necesitaba salirse de su empleo nocturno. Rápidamente sigue moviendo sus piernas, golpea su taco contra el suelo esperando a ser atendida o rechazada por la persona que estaba detrás de aquella puerta y eso le asustaba más. De repente, la puerta se abre y sale la misma mujer.—Puedes entrar —dice haciéndose a un lado para ingrese.

Respira otra vez profundamente, traga saliva y planta una simple sonrisa —Con permiso — dice con su voz temblorosa.

La persona que estaba frente a ella tenía el rostro cubierto por la carpeta que estaba leyendo, sin dejarse ver por completo y lo baja para observarla. Se queda mirando aquel hombre que con una mirada recorre todo su cuerpo, pero no encontraba nada más que frialdad en su rostro y eso le causo extraño. Ese sujeto de traje sentado frente a ella era una especie de hielo, y nada más. Pero dejó de mirarlo para concentrarse en lo que había ido a esa oficina.

— ¿Pretendes ser aceptada sin tener experiencia? — pregunta mirándola.

Levanta sus hombros aún parada frente a ese hombre —Eso creo —dice apenada y a la vez avergonzada.

Cierra la carpeta y golpea varias veces los papeles — Debo pedirte que te retires, mi empresa necesita personas con experiencia y no principiantes — dice serio.

No le quedó otra cosa más que responder — Idiota —dice saliendo de esa oficina.

Una vez más fue rechazada por un hombre poderoso que todo lo solucionaba con crueldad. Salió de ese lugar tan silenciosa como vino, no le quedaron palabras para explicar cómo se sentía ese día pero al recorren tantos lugares y al no ser aceptada en ninguno no le quedó otra cosa que volver a su antiguo empleo. Le tocó volver a bailar para ganar dinero y debía soportar las reglas del lugar como siempre ocurrió. Quizás estaba equivocada, su vida no pertenecía al trabajo normal sino a la miseria del negocio de la noche y nada podía cambiar.

Noche.

Todas las noches eran las mismas, debía soportar todo tipo de cosas y ver otras. Ya estaba acostumbrada a todo ese mundo pero también pretendía salirse de ese lugar. La música sonaba más fuerte, la gente llegaba al bar y pedían sus tragos. Su ritual era usar un antifaz para ocultar su rostro frente a los demás, y así poder vivir en el día y ocultarse en la noche, era todo su secreto al igual que su nombre. Le encontró sentido al anonimato para que nadie pueda quitarse su rutina y poder arriesgarse a llenarles de fantasía a los sujetos que iban en buscaba de satisfacción o alguna que otra aventura.

Se retocó el maquillaje, bebió de su trago más fuerte y salió detrás de los telones una vez que la música empezó a sonar. Las luces que le daban en su cara, no la dejaban ver cuántos sujetos se encontraban a su alrededor y unas manos frías sobre su cintura la

hicieron sacarse de su mundo. Le tocaba a ella moverse, empezar a mostrar su show y era hora que comience la funci

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app