Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover
ExclusiveUpdated

Embarazada del Alfa Cruel

  • 👁 12.6K
  • 9.2
  • 💬 653

Annotation

Sasha es una Omega con la habilidad de tener visiones que adivinan el futuro. Cuando le muestra su terrible futuro a Zaid, el próximo líder de su manada, este decide vengarse y la vende al Alfa más Cruel de todos. El Rey Alfa Ayak la recibe en su mansión, diciéndole que ahora es su esclava y tiene que obedecerle en todo. Pero Sasha descubre que solo la quiere por su habilidad de tener visiones. Cuando Ayak le ordena que vea su futuro, ella ve que el tiene una poderosa maldición que acabara con su vida muy pronto. Pero en lugar de mentirle para protegerse, le dice la verdad. Entonces el terrible Alfa Ayak le perdona la vida y le permite seguir siendo su sirvienta, por su sinceridad. Le ordena que busca una cura y Sasha tiene miedo de no lograrlo. Una noche, hay una fiesta en la manada y Sasha asiste, dispuesta a ahogar sus penas… Pero al día siguiente, despierta en su cuarto con una gran sorpresa…

La sentencia

—¿Tienes miedo Sasha? —preguntó Zaid mientras me acorralaba.

Yo sabía que no tendría oportunidad de pelear en su contra, yo era la loba más joven, recién había cumplido los veintitrés años. Era una omega, no tendría oportunidad contra el más fuerte. Zaid era él próximo alfa, en su linaje la fuerza predominaba. Sin embargo, yo había hecho algo malo y lo provoqué.

—No te tengo miedo Zaid. —respondí, a pesar de que estaba temblando. —Todo lo que te he dicho es cierto.

Yo era una omega con la capacidad de la clarividencia, eso a veces me traía problemas. Al no tener fuerza, se desarrollaban el resto de mis habilidades. En mi linaje, el arte de curar era un don, pero no éramos buenos peleando. Mi madre era una Omega, mi padre un Beta exiliado, fue desterrado por intento de traición poco después de que yo naciera.

Zaid era el predilecto a ser Alfa, era el más fuerte de los lobos jóvenes.

—La visión que tengo, se cumplirá. —Empecé a decir, con más fuerza. —Yo sé lo que vi, tú serás asesinado por un alfa mucho más fuerte, el destruirá la manada.

—Eres una cínica, Sasha, ¿No sabes que tu propia madre es parte de la manada? —Zaid me miró con odio, estaba furioso por lo que dije.

—No quiero mentir, solo digo lo que mis visiones me muestran. —dije, era toda la verdad.

—Entonces tu destino será peor que la muerte —contestó Zaid, sonriendo con malicia. —Te venderé a alguien muy especial. Con él, desearás estar muerta

Palidecí al escuchar sus palabras, no tenía idea de cual sería mi destino. Las visiones solo me habían mostrado como Zaid y toda la manada serían asesinados. Lo más extraño, es que yo no aparecía en la visión. El alfa vencedor era de color gris, de un tamaño bestial, tenía el hocico repleto de sangre. Me daba temor el solo hecho de recordarlo.

Mi madre suplicó por piedad para mí, pero nadie la escuchó, mi padre ya no estaba y nadie nos respetaba. Solo éramos dos omegas y no le importábamos a nadie aquí. Me arrojaron a la mazmorra debajo de la mansión, donde estaban los otros prisioneros. Allí, pasé hambre tres días enteros hasta que apareció Zaid nuevamente.

—Tu profecía no se cumplirá, bruja. —dijo él, de manera despectiva, con su sonrisa malvada. —Pero, de todas maneras, me aseguraré de que no tengas tu final feliz.

Sus palabras me confundieron, no sabía a lo que se estaba refiriendo.

—¿De qué hablas, Zaid? Sabes que yo no digo las cosas para hacerte daño, mis visiones son naturales, no las puedo controlar. —dije, tratando de buscar su piedad.

—Encontré a mi Mate. —Interrumpió Zaid. —La amo, es la mujer más bella de la tierra. Ahora por tu culpa, tengo miedo de morir y dejarla viuda. No sería justo.

—Yo no tenía idea. Lo siento tanto. Pero… —empecé a decir, pero no quería mentirle, no sabía si ese destino podría evitarse.

—No importa, no puedo saber lo que sucederá. Pero si se algo, tú no tendrás la oportunidad de un amor correspondido. —Zaid sonrió con crueldad.

Con movimientos rápidos, Zaid saltó sobre mí y me inmovilizó. No podía mover mis brazos ni mis piernas. Además, como no me alimentaron ni me dieron agua, estaba demasiado débil. Zaid sostenía mi rostro con fuerza, haciéndome daño, mientras humedecía mis labios con un líquido azul. Era veneno, el sabor era tan amargo que me dieron ganas de vomitar.

—¿Vas a matarme con veneno? —pregunté. —Eso haría un cobarde.

Zaid comenzó a reír a carcajadas, luego, comenzó a ahorcarme, apretando sus manos alrededor de mi cuello.

—No necesito veneno para matarte, tonta. —dijo él. —No es así como funciona. Tú me quitaste la tranquilidad, pero yo te quitaré algo peor. Este veneno es muy especial, se quedará en tus labios de por vida. A ti, no te hará daño, pero cuando beses a alguien, lo matará al instante.

Al fin comprendí de que estaba hablando, él quería condenarme a no ser amada jamás. Ahora, no podría besar a nadie nunca más, estaría sola para siempre, sin una pareja destinada. Me pregunté qué sería de mí, convirtiéndome en una loba vieja y solitaria. Pero ahora no me importaba demasiado, tenía tanta hambre y sed que estaba a punto de desmayarme.

—Vamos, tu nuevo hogar te espera. —dijo Zaid, obligándome con una patada a ponerme de pie.

Estaba tan lastimada que me costaba mucho caminar.

—No quiero verte más en nuestro territorio, Sasha. Quedas expulsada de la manada para siempre. Al menos, me darán buen dinero por ti. —dijo él, empujándome para que fuera más rápido.

Me obligó a caminar a fuerza de patadas y empujones, llevándome hacia las afueras de nuestro bosque. Era lo único que yo conocía, nunca había salido del territorio de mi manada. Estaba tan asustada, temblaba y tenía mucho frío.

—Si no te apuras, te cazaré y te despedazaré. —Amenazó Zaid, en su forma de lobo. Gruñía, como si quisiera devorarme. —El alfa Ayak te recibirá en su mansión, necesita una sirvienta.

Escuchar ese nombre me hizo sollozar. Claro que había oído sobre ese lobo, era el más terrible de todos. Había dominado a muchas manadas y tenía un territorio muy extenso. Su crueldad lo caracterizada y era más lobo que hombre. Era él, el de mi visión, el alfa que asesinaba a todos. Era un cruel destino que yo fuera vendida a ese monstruo.

Zaid volvió a empujarme para que me alejara. Entonces, comencé a correr con todas mis fuerzas para escapar. Mi destino era peor que la muerte, ni siquiera pude despedirme de mi madre. Ahora, estaba sola en el bosque, huyendo de Zaid, que me perseguía para cazarme si no me apuraba.

En el otro territorio, el alfa me esperaba para hacerme su sirvienta. Mis labios todavía me ardían por el veneno, me provocaba una gran tristeza.

Mi estaba adolorido y cansado, pero aun así seguía corriendo para salvar mi vida. Era mi instinto de supervivencia. Tenía que llegar al territorio de la manada Lushka, donde el alfa más cruel de todos me esclavizaría.

Bondad o Piedad

Zaid me perseguía a gran velocidad, quería alejarme lo más rápido posible de la manada. Me pregunté si lo mismo habría ocurrido con mi padre, a él lo habían exiliado y no pudo despedirse de mí. Era tan pequeña que no lo recordaba, pero igual me hacía sentir triste.

Llegué al territorio de la manada Lushka con mi último aliento. Caí derrumbada cerca de uno de los árboles frondosos del bosque. Solo quería dormir, descansar un poco.

—¿No es temprano para dormir? —preguntó una voz a mi lado.

Abrí los ojos, poniéndome en alerta. Contemplé a un extraño, un joven que me miraba con mucha atención.

—Estoy buscando al alfa. —contesté, apenas si me quedaba fuerza.

—Sí, lo sé, eres la nueva. Advirtieron tu llegada, soy Luke. —dijo él, sonriendo con amabilidad.

Intenté ponerme de pie, pero caí al suelo por mi debilidad. Él me ayudó a levantarme y me rodeó con su brazo para ayudarme a caminar. Estaba mostrándose muy amable conmigo.

El interior de la mansi

Reviews
See All
Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app