Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover
Exclusive

Amor Prohibido entre reinos

  • Genre: Fantasy
  • Author: Lyra
  • Chapters: 72
  • Status: Completed
  • Age Rating: 18+
  • 👁 2.1K
  • 7.5
  • 💬 12

Annotation

¿Una guerra por amar a una princesa de otro reino? —¿Por qué nuestros padres no nos dejan unirnos? —Es imposible Alice, ellos quieren que armemos una guerra, que nos eliminemos y luego quedarse con las tierras del otro —dice Axel mientras acaricia el cabello rubio de la chica, ambos estaban escondidos en un bunquer, era el único sitio donde podían verse a solas sin armar un escándalo. Axel es un hombre que tiene la responsabilidad de ser el próximo rey. Debido a problemas y disputas familiares se creo un muro que dividía los reinos vecinos. Hamilton y Grafard se convirtieron en enemigos. Alice y Axel son dos jóvenes que se conocen de pequeños y tienen un interés amoroso pero su romance es prohibido ¿Que harán ellos cuando sus padres se enteren? ¿Cómo evitarán la guerra que separa sus caminos?

Capitulo 1

Axel Griffin.

En la bóveda del castillo hay cientos de joyas que valen más que cualquier casa que haya en el reino. La realeza siempre ha tenido secretos ocultos, nunca han dejado que salga a la luz ninguna información que los perjudique de forma negativa. Sin embargo, el cuatro de julio se dio a conocer que dos reinos iban a unirse. Ese fue el comienzo del desastre.

Los Griffin y los Emmet son familias de la corte real, ambos dueños de reinos propios. Tras una conversación en el estudio de la reina Charlotte Griffin habían tomado la decisión de hacer una fiesta que involucrara a todo el reino, querían que la gente viera que podían unirse, estar en paz por primera vez desde hace mucho tiempo. La guerra entre estas familias ha estado presente desde hace mucho tiempo y nunca habían podido solucionar el odio y la discordia. Los problemas volvieron a surgir cuando en la fiesta no dejaron pasar a los del reino vecino, la reina de la familia Emmet se enfadó que tanto que le declaró la guerra nuevamente al reino de los Griffin. Las cosas estuvieron turbias durante años, hasta que cada reina quedó embarazada, fue el mismo año, casi al mismo tiempo. Todo se detuvo por el bien de los bebés. Ahora ha pasado un año sobre eso y yo, soy uno de los niños que nació en esa época.

Mi nombre es Axel Griffin, hijo de Charlotte y Charlie, mis padres no han tenido más hijos por ahora. Suelo aburrirme en el castillo, mamá es fan de estar dando conferencias y fingir que todo va excelente en casa. Siempre me manda a hacer labores comunitarias, a veces me estreso y discuto con ella. No soy quien debería hacer eso, o quizás sí, pero no tengo ánimos para estar todo el día con niños que no conozco. La realeza y los plebeyos no deberían mezclarse.

Cuando era pequeño conocí a la princesa Alice, una niña de cabello rubio y ojos verdes. Era linda pero terrible, le gustaba meterse debajo de la mesa y comerse todos los bocadillos que pusieran. Al principio me parecía descortés y anticuado. Hasta que un día me invitó a sentarme con ella debajo de la mesa, nos quedamos hablando y comiendo por horas. Solo de recordarlo hace una sonrisa se forme en mi rostro, recuerdo que fue agradable, nunca me había sentido tan acompañado como ese día. Mis padres poco están en casa y cuando lo están solo están pendientes de atender cualquier cosa que no sea yo. Mi amistad con Alice termino en menos de un segundo, la reina Rose Emmet enloqueció cuando nos vio juntos, me jalo por el brazo para que me saliera de allí y me dijo que no volviera a acercarme a su hija. Mis padres también me regañaron, nunca más volví a verla.

Tengo entendido que cumple el mismo mes que yo, solo que en fechas diferentes. Recuerdo que le pedí a mi padre que me llevará a la frontera a ver si podía verla. Es quien más me deja hacer cosas irracionales, si le hubiera dicho a mi madre probablemente me hubiera gritado hasta cansarse. Cabe recalcar que nunca la vi, los Emmet pusieron un muro en medio de ambos reinos para que no hubiera ninguna clase de contacto.

Mi habitación está en el ala oeste de la casa. Siempre está igual, con trofeos de Lacrosse y deberes del instituto. Nunca me he quejado de ir al colegio porque es el único lugar donde puedo liberarme de estás paredes, a veces siento como si estuviera en una prisión. Aprender esgrima también es algo que he estado haciendo, recibo clase los fines de semana.

—Joven Griffin, la reina lo está buscando. —la voz del mayordomo de la casa interrumpe mis pensamientos y asiento—. Está en el comedor.

—Muchas Gracias, Morris.

¿Qué querrá mi madre ahora? Espero que no esté pensando en mandarme a hacer una presentación con alguna persona que venga de otro lugar. La familia de madre siempre ha tenido muchos secretos, a veces, las conversaciones se traspasan por las paredes. He escuchado al tío Loret hablar con mi madre sobre cómo deben llevar el reino o sobre las cosas que yo debería ir aprendiendo. No quiero ser el heredero al trono, no siquiera quiero imaginar cómo sería llevar a cabo todo un reino. Nunca he pensando en alguien que no sea yo. Y creo que no soy capaz de hacerlo.

—Madre —digo cuando estoy frente a ella, levanta la cabeza para sonreírme y me pide que me siente.

—Axel, tu padre quiere que hables con los Emmet para ver si las disputas familiares pueden solucionarse.

—Pero ya lo han intentado, siempre sale algo mal.

—Entonces, encárgate de que está vez todo vaya en orden.

—Mamá no va a funcionar, la reina me odia.

—La disputa familiar comenzó desde hace algunos años, con mis padres para ser precisos. La historia no es conocida en el pueblo, nosotros nos hemos encargado de que no se ruede por ahí. Es importante que sepas que ninguno de nosotros tiene la culpa. Ha sido su familia que desde siempre quiso llamar la atención, y necesitamos que cómo heredero al trono vayas a entablar una conversación con ellos. Tienen una hija de la misma edad que tú, espero que recuerdes a Alice.

—Solo recuerdo que la reina Rose no me quería cerca de ella. Todavía no entiendo en qué nos beneficia a nosotros estar en paz con esas personas, hemos vivido bien desde hace años sin ellos. ¿Por qué intentarlo ahora?

—Es un secreto.

—No iré si no me dices lo que quiero y necesito saber, madre.

—Tu padre piensa que puede producirse una guerra, hay niños Axel. No podemos permitir que ataquen el reino, al otro lado de la ciudad es donde se produce la mejor cosecha de todas. Si consigues una alianza entre los reinos podremos tener una mejor economía y evitar que personas inocentes mueran.

—¿Ellos se beneficiarían de algo que tenga que ver con nuestras tierras?

—Evidentemente.

Ir a hablar con los Emmet, no suena tan terrible. Quizás, si voy con June todo podría mejorar, desde que tengo memoria June y yo somos inseparables, mi madre siempre me ha regañado por querer complacerla en todo lo que quiere. Pero no puedo evitarlo siento un gran apego emocional hacía ella. Es la única chica que conoce todos mis secretos y sabe lo que me gusta y lo que detesto fielmente. Las personas siempre han estado pendientes de los romances de la realeza, les gusta cotillear sobre ello. Recuerdo que una vez me emparejaron con June, ambos tuvimos que salir y decir que nos queremos muchos, pero que somos familia y no apoyábamos ese tipo de actos.

—Le escribiré a June para que me acompañe.

—¿No puedes ir solo? —pregunta mamá frunciendo el ceño.

—¿Quieres que vaya o no?

—Bien, buena suerte —bufa.

Estoy seguro que la mayoría de las personas deben creer que mi madre es una persona horrible, de carácter y personalidad, conozco a muchos que hablan mal de ella y después suben historias en sus redes sociales etiquetándome, conozco bien como es mamá. Se que esconde muchas cosas, que a veces se pone histérica y grita demasiado. También se que le gusta hacer que las personas hagan solo lo que ella quiere y está bien, me he ido acostumbrando a ello. Cuando era más pequeño no tenía derecho a refutarle nada a mi madre, solo escuchaba y hacía lo que ella deseaba. A medida que fui creciendo fui retándola cada vez más, para ella fue como un golpe en el corazón, pero poco a poco fue entendiendo que había crecido y que no era su marioneta ni una extensión de ella, sino que era su hijo.

Vivimos a las afueras de Californiana, creo que los californianos son geniales sobre todo los que bailan por las calles y hacen actos que dejan a las personas impresionados. Con June siempre nos ha gustado ver ese tipo de cosas. Me voy hasta la cocina y me encuentro a varios trabajadores ahí, les regalo a cada uno de ellos una sonrisa forzada y me voy hasta mi habitación. El único lugar donde puedo estar solo y sin ningún ruido.

—¿A qué debo el placer de que el príncipe encantador este llamándome? —bromea June al otro lado de línea.

—Tenemos una misión secreta.

—Vaya, ya decía yo que no querías solo hablar conmigo. ¿Qué haremos ahora?

—Ir al reino vecino, mi madre quiere que hable con la reina Rose.

—Es una locura, Axel —la voz de June cambia por completo a una sería. No sé porque su tono de voz ha cambiado tan de repente, pero hace que frunza el ceño—. Hay guardias reales en la entrada del muro, y una estricta orden de que nadie de este reino puede entrar allá. ¿Cómo tú madre pretende que entremos? Si vamos a escondidas van a matarnos.

—Yo le escribiré una carta a la reina, vamos a estar bien, June. ¿Cuándo te he mentido?

No escucho nada al otro lado de la línea, lo que me hace creer que está pensándolo. Así que continúo diciéndole:

—Llevaremos tres guardias con nosotros, a los mejores. No creo que la reina de la orden de matar al príncipe heredero a plena luz del día. Sería una mancha negra en su familia que todos sabrían.

—Tienes razón —suspira June—. Pero no quiero problemas.

—No abra ninguno, lo prometo. Solo iremos a hablar.

—Bien, espero que en el reino vecino haya chicos lindos con los que pueda coquetear.

—No seas tan z*rr* —me rio.

—Te aseguro que vas a estar babeando por cualquier chica linda que veas al otro lado. Lo imposible siempre es atractivo.

—Estas loca, voy a colgar. Te paso buscando mañana a las dos de la tarde.

—Vale, vale. No olvides ponerte guap…

Corto la llamada y me río. June ha perdido más de un tornillo, si sigue así acabará perdiéndolos todos. Papá no está en casa, se ha ido de viaje durante unos días. Regresara en una semana, siempre que está ausente me siento solo, le he insistido a mamá para que June viva con nosotros, pero no lo ha aceptado. Dice que no es parte de la familia real y que la imagen podría verse afectada. Es una de las cosas que tampoco me gustan de mi madre, lo superficial que puede volver ocasionalmente.

Capitulo 2

Las historias que me gustan siempre terminan con finales trágicos, pero odiaría que la mía acabase de esa forma, tengo un extraño e intenso miedo a la muerte. Lo he pensado millones de veces como sería morir, cómo se sentiría mi cuerpo o si mi alma iría a algún lado. Del mismo modo, pensé en la reencarnación, me preguntó si abra una persona que haya reencarnado y recuerde su vida pasada. O si es algo que simplemente no es humanamente posible. Ha habido guerras entre reinos dónde han muerto millones de personas inocentes, dónde matan a los reyes o secuestran al príncipe y lo asesinan cómo venganza. Leer ese tipo de cuentos no ayuda a sentirme mejor o poder dormir en paz por las noches.

Cuando tenía diecisiete le dije a mi madre que necesitaba dos guardaespaldas solo para mí, le pareció extraño y me preguntó tres veces si estaba seguro. La mayoría de los jóvenes se negaban a tener guardaespaldas y a mí, no era que me gustarán. Se trata más de no querer morir mientras duermo o ca

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app