Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

El CEO Mafioso

  • 👁 87
  • 7.5
  • 💬 4

Annotation

El infame Aleksander Konstantinov es un importante ejecutivo con un nombre intachable, una imagen perfecta y una vida que todo mortal querría tener. Aunque prágmatico, de día es un ser correcto, aparentemente el príncipe azul que buscan las féminas en un cuento de hadas, siendo en realidad insidioso, porque cuando sale la luna es un hombre torcido, frívolo, es peligroso, de noche su lado oscuro y los deseos más aviesos se adueñan de su alma oscura e implacable, desatando todos los demonios que hay en él.

Chapter 1

Prologo "El lobo ahora es mi adicción, una atracción ilícita, y por ende es un delito que mi boca comete al pensar en él. No pienso en las consecuencias que este pecado me traerá, al ceder a los deseos de su boca criminal".Condujo lleno de rabia, odio y falta de control. Una combinación peligrosa que rugía en su interior. La sed de venganza contra ese m*ld*t* se intensificó; su respiración cada vez más agitada a medida que se acercaba al lugar acordado, y la adrenalina se liberó, disparando un afán desquiciado, unas ganas terribles de acabar con Luca de un solo disparo.El lobo le volaría los sesos de un tiro. Nadie le ordenó que se interpusiera en sus asuntos. Tenía a Luna bajo su control, y él la quería para sí mismo, como su padre se lo había pedido.No en manos del enemigo, en este caso, el jefe de la mafia italiana.La chica era suya, y esa noche la rescataría."He llegado, si tengo todo bajo control no quiero que intervengan, ¿entendido? Cambio", habló a través del comunicador."Entendido, jefe. Cambio"."Bajaré del auto, K71, cambio y fuera", avisó.Clavó los neumáticos en el asfalto. La oscuridad reinó violentamente cuando apagó las luces del convertible. Alek agarró el arma a la altura de su cintura, pero también tomó una colt 45 del tablero del auto y bajó, apuntando en todas direcciones. La euforia por el deseo de deshacerse de cabezas esa oscura noche de julio se deslizaba por sus venas como una serpiente ansiosa de inyectar su veneno.Avanzó con pasos firmes, sin titubear ni un poco, reafirmando la seguridad con la que se movía. Estaba listo para jalar el gatillo, incluso si lograba hacer que Frattini se rindiera y le entregara la supuesta "mercancía" defectuosa.De todos modos, lo mataría por entrometido.Ella no era el objetivo, sino Grace, la hija de su madre con otro hombre. Pero al aparecer Luna en los planes, la joven se convirtió en un blanco.A Dimitri le pareció una excelente idea tener a la chica equivocada, ya que también era hija de Gregg, y la traidora de su esposa la quería como a una hija propia.Tenía planes, perversos y oscuros. Visualizaba en su mente a una chica castaña clamando por misericordia, rogando que terminara con la violencia. El sabor de sus lágrimas mezclado con el sudor de la desesperación y la sangre era como un dulce caramelo en su boca.Pero el plan cambió, decidió dársela a su hijo con una condición: que la torturara y finalmente se deshiciera de ella. Y lo más importante, que enviara a sus familiares fotos de la chica en el peor estado posible, imágenes que causaran una consternación absoluta.Aleksander no dudó en aceptar esas condiciones y el regalo que ya le habían robado.Konstantinov echó un vistazo al lugar. De noche, Cerdeña no era la misma que durante el día. El cielo azul se había transformado en negro y el calor del verano en frío. Una sonrisa se dibujó en su rostro rodeado del terror de ese ambiente, fascinante para su alma sombría.Era todo un espectác*l*, pero sin luces, sin focos, sino bajo el manto de la oscuridad, como le gustaba."¿Por qué no sales de tu escondite, m*ld*t* desgraciado?", gritó a pleno pulmón, después del rugido profundo que emanó de su garganta. Escuchó pasos ajenos y luego una risa fría, seguida por la llegada del hombre al que se refería."Oh Aleksander, deja de insultos. No vamos a llegar a ninguna parte así", habló tranquilamente, dando una última calada al cigarrillo antes de tirarlo al suelo y aplastarlo con la punta de su zapato.En todo momento, el ruso no apartó la furiosa mirada de él. La rabia se reflejaba en las venas palpitantes de su cuello y en la forma en que apretaba la mandíbula. Desconfiaba de hombres como él, debía estudiar sus movimientos, sus intenciones, lo que planeaba hacer, aunque pareciera imperturbable.Cualquier error podía ser una trampa, una emboscada.Repasó el lugar con ojos feroces, pensando que sus hombres podrían estar ocultos en el pasto raquítico."¿Con quién has venido? ¡Habla!", exclamó, enfocándose en el hombre que actuaba con desparpajo."Solo, no he incumplido mi palabra. Espero que tú tampoco lo hayas hecho, Konstantinov", respondió, dudando de que el ruso estuviera desprotegido. "Baja el arma".Sonrió maliciosamente, bajó lentamente la pistola y la sostuvo con firmeza. No era estúpido como para tirarla al suelo."Soy un lobo solitario esta noche", anunció en un gruñido."O un gatito", se burló, soltando una carcajada. Alek apretó los labios, molesto y lleno de exasperación. "Escúchame, Konstantinov, no te daré a la chica a menos que nos entregues la mercancía que llegará la noche del miércoles al puerto. Es eso o nada".El ruso captó las palabras, el m*ld*t* tipo estaba pidiendo una fortuna a cambio de algo que ya le pertenecía. Maldición."¿Qué? No te daré nada. ¿Con quién crees que estás hablando, despreciable rata? No te daré el gusto, Luca", aseguró sin bajar la guardia."¡Vete al diablo! Entonces la chica seguirá siendo mía", replicó, haciendo un movimiento que, en cuestión de segundos, Alek captó, alzando su arma a tiempo para dar el primer disparo.En respuesta, Luca logró rozar ligeramente el brazo de Konstantinov, lo cual pareció un rasguño insignificante de un felino que yacía quejándose en el suelo. El ruso avanzó, descargando todas las balas en el cuerpo del italiano, quien, en un instante, fue llevado por la muerte.El hombre inerte y ensangrentado era otra presa del lobo.Le observó fijamente, como si buscara algún rastro de vida que aún pudiera mitigar."Sólo a un idiota se le ocurre venir solo. Ahora estás muerto", soltó, guardando la pistola.Se comunicó nuevamente a través del aparato, indicándole a sus hombres que salieran de las sombras.En la cajuela del auto del italiano, encontró a la chica moribunda e indefensa. Viktor Volkov llegó junto con los otros cuatro hombres armados, quienes se encargaron de terminar con ella.Una vez que la subieron a la parte trasera de la camioneta blindada que conducía Volkov, Aleksander hizo estallar el auto del enemigo en pedazos.Luego se alejó y subió al BMW, poniéndolo en marcha."La misión ha sido exitosa".

Chapter 2

Rusia, Moscú.En una habitación oscura y fría, amordazada y herida, lucho y resisto. Enfrento el huracán que me sacude, sintiéndome aún más vulnerable al desconocer las intenciones de mi captor.Me enrollo en una delgada colcha, intentando dormir a pesar de la incertidumbre. La bruma es pesada, más pesada que mis párpados renuentes a cerrarse. El silencio es desolador, me aplasta y me roba el aliento. El aire se escapa y los miedos desnudan mi alma, sin barrera ni muro que me proteja del peligro.Nada me aleja de la extinción.Las lágrimas brotan con afán, la espesura de la tristeza inunda mi ser. No creo poder escapar de la muerte. Lo último que recuerdo es ser golpeada con violencia, quedando inconsciente. Me duele cada músculo, siento un dolor indescriptible que se extiende por mi espalda y me aprieta el corazón.Muero de hambre, solo recuerdo llevar migajas a mi estómago en las últimas semanas, lo cual no es suficiente para

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app