Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

Embarazada del Jefe

  • 👁 3.2K
  • 8.8
  • 💬 153

Annotation

Embarazada del Jefe: Una noche, dos bebés. —No puede ser.... Solo fue una vez. ¡Solo con una noche! —Jane no podía apartar la mirada de la pantalla, donde se veía su bebé. —Y vaya suerte la tuya, quedaste embarazada de gemelos —dijo la doctora con una sonrisa. Aquello terminó por asustarla. ¿Qué haría con los bebés de su ex, de su ahora jefe?

1 | Nuevo jefe

Con un gemido, salió del auto, agarró su bolso y su bolsa de trabajo antes de cerrar la puerta. Sacó su teléfono de su bolso, se conectó y pidió un servicio de automóvil. Tardaría quince minutos en llegar.Cuando comenzó a revisar su correo electrónico, su teléfono comenzó a sonar. El identificador de llamadas indicaba que el trabajo estaba llamando.—Esta es Janeth.—¿Dónde estás? —Allison, la recepcionista de las oficinas legales en las que ambos trabajaban, preguntó—: La reunión comenzó hace quince minutos.—¿Qué reunión? —Janeth sacó su tableta de su bolsa de trabajo y abrió su calendario—. No tengo nada en mi calendario.—Hubo un correo electrónico al respecto anoche —Allison respondió—. Keith ya ha preguntado por ti tres veces.—M**rd*. —Janeth encontró el correo electrónico de su jefe—. Mi auto se averió nuevamente. Estoy esperando un servicio de autos.—Les haré saber —Allison colgó.Un automóvil con una luz rosa en la ventana se detuvo en el estacionamiento, Janeth saludó al conductor y se apresuró a recibirlo. Acomodándose en el asiento trasero, dio la dirección y le agradeció al conductor:—Llego tarde —lamentó.—Oh, muchacha —dijo el anciano detrás del volante—, no es la mejor manera de comenzar un lunes.—Y tú me lo dices a mi.Janeth se abrochó el cinturón de seguridad cuando el auto salió del estacionamiento.—¿Te importaría que prenda la radio? —El hombre preguntó—. Me gustan mis noticias de la mañana.—No me importa en absoluto —Janeth respondió. Sacó su teléfono mientras él subía el volumen de la radio.—Yo recuerdo eso. —El conductor dijo—. Vi el juicio por televisión.—Yo también lo recuerdo —Janeth respondió distraídamente. Ella solo escuchaba a medias.—En un giro increíble de los acontecimientos, el nuevo abogado de Reynolds, Ray Wolf, presentó evidencia de mala conducta judicial por parte del fiscal de distrito en ese momento. Debido a esta nueva evidencia, el juez le concedió a Reynolds un nuevo juicio.Olvidado su teléfono, Janeth dirigió su atención al reportero.—Las fuentes dicen que Reynolds podría incluso salir bajo fianza hasta su nuevo juicio.—Dios —respiró el conductor—, el tipo mató a su esposa e hijo, ¿y ahora va a estar libre?Sonaba molesto.—¿Usted compra esta nueva evidencia? —Le preguntó el conductor—. Pues yo no confío en ese abogado de Ray Wolf. Tiende a tomar atajos en los casos.—¿Eres abogado? —preguntó Janeth.—Lo fui una vez —respondió—. Ahora solo soy un conductor.—¿Por qué ya no practicas?—Me cansé de la carrera de ratas. Decidí retirarme. Pero me encanta conducir, así que lo hago en su lugar.—¿Alguna vez te cruzaste con Ray Wolf en la sala del tribunal? —preguntó Janeth.Él asintió.—Una o dos veces. Le gusta encontrar lagunas en la ley para ganar su caso. No importa lo que sea correcto. Solo si gana o no.«He oído hablar de algunos de sus casos. Eso es quedarse corto», pensó Janeth, estaba familiarizada con bastantes de sus casos. Especialmente cuando sus jefes perdieron contra Ray Wolf tres veces.—Está bien, señorita. —Se detuvo frente al edificio de oficinas de quince pisos en el que trabajaba—. Aquí tiene.—Gracias. —Janeth dejó caer un billete de cinco dólares en su mano como propina—. Gracias por el viaje.Salió y se apresuró a entrar.—Lo siento, Allison, ¿qué pasó?Janeth sintió una sensación de aprensión mientras corría por el pasillo hacia su oficina. Allison la siguió.—Están en la sala de conferencias. Quieren que estés allí tan pronto como llegues.Janeth dejó caer su cartera y su bolso en la silla de su oficina.—¿Quién está ahí?Cuando se acercó a la sala de conferencias, la puerta se abrió y sus compañeros de trabajo comenzaron a salir.—Parece que la reunión ha terminado —Allison comentó mientras se hacían a un lado para dejar pasar a todos.—Hermoso.Janeth alcanzó la manija de la puerta.—Ha habido una compra —Allison susurró—: Ray Wolf compró la empresa.Janeth ya había abierto la puerta, miró a la recepcionista antes de volverse hacia la habitación. Sus jefes, Keith Morrison y Andrew Chambers, estaban sentados en la larga mesa de conferencias junto con otro hombre fácilmente reconocible por sus muchas entrevistas en las noticias de televisión.—Janeth —Keith Morrison, un distinguido caballero de poco más de cuarenta años, se puso de pie y le hizo señas a la mesa—. Te presento a Ray Wolf.Forzando una sonrisa, Janeth estrechó la mano del abogado y eligió una silla frente a él.—Tengo entendido que tenemos un nuevo jefe —comentó Janeth—. Ahora somos Wolf, Morrison y Chambers.Andrew Chambers, un hombre de setenta años que había pasado toda su vida alrededor de la ley, se apartó de la mesa.—Aunque Chambers será un socio silencioso. He decidido que es hora de retirarme".Janeth sintió una verdadera punzada de dolor.—Andy, esas son noticias horribles.—Si, bien. —Se encogió de hombros—. Como saben, lo intenté hace unos años, pero después de la muerte de Liz, simplemente no podía quedarme en casa.—¿Qué ha cambiado ahora? —preguntó Janeth.Andrew miró a Ray Wolf.—Hay sangre fresca en la oficina.—No entiendo —Janeth dijo—. ¿Estás siendo forzado...?—No, en lo absoluto —Andrew agitó una mano—. Yo elijo.—No estoy obligando a Andrew a salir de la oficina —Ray Wolf le dijo—: Le estoy dando los medios para retirarse y aún poder consultar.Andrew le dio unas palmaditas en el hombro a Janeth,—No te preocupes por mí, estaré cerca.Salió de la sala de conferencias, dejando a Janeth con Keith y Ray.Keith se volvió hacia la puerta.—Janeth, le expliqué a Ray que eres, con diferencia, la mejor asistente legal de la oficina, por lo que estarás a cargo de esta transición.Janeth vio que la puerta se cerraba detrás de él y se recostó en su silla:—Supongo que serás el miembro gerente.—Lo seré —Ray respondió—. Entiendo por Keith que has estado a cargo de la oficina y del personal desde hace un tiempo.—He hecho lo que me han pedido.—Y mucho más. Parecería que no te están pagando lo que vales.Janeth se rió.—Me pagan un salario adecuado.—Voy a duplicar tu salario. No quiero que renuncies por esto, Janeth. Todo el mundo habla muy bien de ti y la verificación de antecedentes...—¿Comprobación de antecedentes? —Janeth se puso de pie tan rápido que su silla rodante golpeó la pared detrás de ella con un golpe—. ¿Por qué diablos me hiciste una verificación de antecedentes? No te di permiso.—Usted dio permiso, señorita Truman —Ray se recostó en su silla, sus ojos azules recorriendo cada centímetro de ella mientras ella se paraba desafiante contra él—. Cuando fue contratada para esta empresa, todos los empleados lo hicieron.Disgustada por el evidente interés en su mirada, Janeth agarró su silla y la acercó a la mesa.—¿Qué es lo que quieres de mí?—Esta oficina se ha reducido mucho en los últimos años. Tengo entendido que solo hay diez asociados, ¿Keith y Andrew?—Junto con cinco asistentes y Allison, la recepcionista.—Necesitamos reconstruir esta empresa —Ray empujó su silla hacia atrás para ponerse de pie—. Necesito una oficina—Supongo que esto tiene algo que ver con lo que escuché en las noticias esta mañana. —Janeth dijo recostándose en su silla—. Es sobre el caso de Lincoln Reynolds.Ray asintió—Qué perceptiva.—Has mordido más de lo que puedes masticar con este caso, ¿es por eso que necesitas una firma más grande, para que el fiscal del distrito no crea que pueden pasarte por encima?Ray se rió.—Sabe, señorita Truman, la mayoría de las personas en su posición estarían acobardadas.—¿Mi posición?Janeth se puso de pie y se cruzó de brazos.—¿Cuál es mi posición, Sr. Wolf? Por lo que estoy deduciendo de esta conversación, me necesita. No hay otra explicación que necesite un asistente realmente bueno que lo ayude a encontrar todos esos agujeros en la ley para sacar a su cliente de este cargo de asesinato. No tengo la costumbre de esconderme de nadie.—Bueno, sabes —Ray dio un paso hacia la puerta con las manos en los bolsillos—. Creo que la confianza de Keith y Andrew está bien depositada en ti.—¿Y?—Me gustaría que continuaras en tu posición actual, pero necesito que hagas más.

2 | Te necesito cerca

Eso era algo nuevo.¿Qué estaba tramando?—¿Cómo qué?—Este caso requerirá mucha investigación. No solo la jurisprudencia, sino también la historia detrás de él. Necesito saber todo lo que hay que saber sobre los testigos, los abogados, la fiscalía en ese momento.— ¿Cuándo comienza el nuevo juicio?—Dos semanas.—¡Mierda! —Janeth se burló—. Si tuviéramos a todos los abogados de este lugar trabajando día y noche sin ningún otro caso, tal vez podríamos hacerlo, pero escuché que está haciendo este caso Pro Bono, necesitamos casos para llevarnos dinero.—Sí, soy consciente de esto, señorita Truman. Es por eso que vamos a contratar a más personas para ocupar estas oficinas.—Y arriba —Janeth comentó mientras salía de la sala de conferencias.—¿Piso superior?Janeth miró hacia atrás por encima del hombro:—Sí, alquilamos los pisos quinto y sexto del edificio. Actualmente, solo usamos el qui

Reviews
See All
Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app