Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover
ExclusiveUpdated

Sometida al Alfa

  • Genre: Werewolf
  • Author: seenbi
  • Chapters: 275
  • Status: Completed
  • Age Rating: 18+
  • 👁 2.2K
  • 9.0
  • 💬 149

Annotation

En un mundo donde las manadas de lobos conviven en la penumbra de la sociedad humana, una loba independiente y marginada por su manada huye del alfa para evitar la vida de infierno que lleva y para tener un mejor futuro como cambia formas, su primera transformación será revelada en sus 22 años y dará a conocer a su pareja destinada, envuelta en un torbellino de emociones al descubrir que su vínculo es con Nate el hijo del Alfa. Esto cambia sus expectativas, sin embargo, a pesar de sus instintos y el deber de lealtad a su propia manada, Nate no puede evitar desafiar las normas y rechazarla públicamente por el odio mermado hacia ella y su familia. Creando una tensión palpable entre ellos. Que sucederá cuando el Alfa se entere de que su luna no es tan dócil e inofensiva como él se ha imaginado.

Chapter 1

Desde las páginas desgastadas de la tarea universitaria, surgió una línea que se erigía como un faro entre la neblina de la mediocridad literaria: "De las cenizas, el fénix se levantará". Palabras impresas en tinta, pero con un eco que resonaba en los rincones más profundos de mi ser.

Con su exigente y en ocasiones agotadora interpretación de la literatura, había lanzado su desafío una vez más. La novela en cuestión, un laberinto de alegorías y una prosa que a veces parecía extraviarse en su propio laberinto, me había llevado al borde de la locura. Mis pensamientos se agitaban como hojas en una tormenta, buscando desesperadamente un puerto seguro en el mar de la confusión.

Pero entre las líneas confusas y las metáforas desbordantes, encontré un ancla, una línea que resonaba con una verdad ancestral. Una verdad que trascendía las palabras impresas y se adentraba en las profundidades del alma humana.

Mi madre, con sus enigmáticas palabras sobre mi origen, parecía haber encontrado una especie de correspondencia en esta historia literaria. Una conexión entre los destellos de la creación y los números fríos y calculados que dominaban mi mundo.

Y así, en medio de la confusión y la frustración, encontré una chispa de esperanza. Porque en esa línea yacía la promesa de la transformación, el renacimiento desde las propias cenizas. Una idea que resonaba con mi espíritu, que anhelaba la posibilidad de renacer, de elevarme por encima de las limitaciones y los fracasos.

Porque, al final del día, lo que más anhelaba era resurgir de mis propias cenizas, como el fénix legendario que desafía al tiempo y al destino. Y en esa búsqueda, encontré una luz en la oscuridad de la tarea universitaria, una luz que me recordaba que, incluso en los momentos más oscuros, la esperanza y la renovación pueden brillar con fuerza inquebrantable.

En la encrucijada de los veintidós años, mi alma se debate entre la fuerza de las manadas cambiaformas y el anhelo de libertad. Nacida en la cuna de la dominancia, mis días deberían estar impregnados de poder y prestigio, pero la sombra de mi padre, Belren Solaris, oscurece nuestro linaje con desafío y desgracia.

En esta tierra regida por la luna y las estrellas, mi familia se encuentra desterrada, marcada por la desdicha de un pasado en confrontación con el Alfa supremo. Somos parias en nuestra propia manada, reducidos a la insignificancia por la imprudencia de un hombre. Mi madre, envuelta en la neblina del alcohol, clama por recursos que mi bolsillo reserva con cautela, en espera del día en que pueda escapar de esta prisión lupina.

La llamada de mi nombre, cargada de desesperación y licor, resuena en el aire, recordándome el peso de las responsabilidades familiares que intento esquivar. Oculto mis pertenencias con celo, sabiendo que la libertad aguarda en el horizonte, *p*n*s unas semanas más allá. La transformación, ese rito ancestral, se cierne en el inminente solsticio de invierno, promesa de liberación y autonomía.

Domus, la ciudad donde yacen nuestras cadenas, se alza ante mí como un laberinto de opresión y desencanto. Mis pasos, enclaustrados por las expectativas de la manada, se deslizan por las calles con la firme determinación de alcanzar la redención. Mi mochila, cargada con las herramientas del conocimiento, se convierte en un escudo contra las miradas inquisitivas, un recordatorio de la misión que me aguarda entre los muros universitarios.

Cada paso es un susurro de resistencia, un eco de rebeldía contra la opresión. La universidad, refugio de sueños y aspiraciones, se alza como el último bastión de esperanza en este paisaje desolado. Mantén la cabeza baja, me repito, mientras avanzo hacia mi destino con el corazón latiendo al ritmo de la libertad que anhelo. Un mes más. Un mes más y seré libre.

 Y resucita de las cenizas.

Había una escuela en Domus. La escuela de la manada. Desde preescolar hasta la universidad. Nunca he dejado esta ciudad (obtener permiso para irme es una misión en sí misma) y he asistido a la escuela de la manada desde el primer grado.

 Tengo exactamente una amiga que presumir durante mis muchos años atrapada aquí.

 —Hey chica —dijo Simone mientras atravesaba la puerta principal y subía por el sendero bordeado de jardines.

 —Hey, Simone—dije, alcanzando su costado en un segundo—. Veo que sigues trabajando en esa trenza.

 Simone tiene un cabello fantástico; es lacio hasta la cintura, grueso y tan negro que casi parece azul a la luz del sol. Le encanta experimentar con peinados, y durante las últimas semanas ha estado intentando trenzarlo con una cola de pez. Intentando es la palabra clave.

 Su expresivo rostro se arrugó en un apretado nudo de molestia. — ¿Por qué diablos es tan difícil? —Hizo un gesto hacia donde la mayoría de las hebras ya se habían soltado—.  Veo los videos en línea y esas perras se trenzan hasta el c*l* en cinco segundos, con una mano mientras lo filman, por amor a los Cambiaformas. Es una m**rd*, si me preguntas.

 Solté una carcajada, elegante como siempre.  —Sigue trabajando en eso. Definitivamente creo que estás mejorando. —Las mentiras piadosas mantienen al mundo girando, ¿verdad?

 Ella me disparó una mirada de “sé lo que estás haciendo, pero gracias por ser una gran amiga”, mientras seguimos hacia la universidad. Quienquiera que hubiera construido esta monstruosidad de un edificio de ladrillos en 1847, no había pensado mucho fuera de la practicidad, porque nadie diseñaría nada para ser tan feo, rechoncho y deprimente, a menos que hubiera sido el estilo más fácil en ese momento. El único carácter redentor son los jardines arbolados, llenos de flores y hierbas, que rodeaban el perímetro.

Un mal intento de encubrir el hecho de que necesita ser demolido y reconstruido.

 —No estoy segura de poder quedarme aquí un año más. —Simone suspira, sus ojos marrones oscuros cayendo dramáticamente—. Quiero decir, ¿es siquiera legal impedirnos viajar y conocer gente nueva?  Estoy harta de todos estos imbéciles.

 Ella no era la única, pero legal o no, no podíamos poner un pie fuera de Domus sin permiso. Dejándonos atrapadas aquí, con los mismos Cambiaformas con los que habíamos crecido.  Cambiaformas que odiaba.

 —No me haría ilusiones acerca de irnos hasta haber cambiado y aprendido a controlar a la bestia —dije, repitiendo la regla cardinal mientras mantenía abiertas las puertas de vidrio del edificio para que entremos.

 Personalmente, no estaría pidiendo permiso, pero Simone, a diferencia de mí, tenía una buena posición aquí gracias al lugar de sus padres en la manada: ejecutores del Alfa.

Chapter 2

Deja escapar otro suspiro exagerado.  —Cierto.  Pero en el momento en que eso suceda, nos embarcaremos en un viaje por carretera épico. Ya lo tengo todo planeado.

 No tuve el corazón para decirle que me iría mucho antes de eso. El cumpleaños de Simone no era hasta enero, por lo que eso significaba que todavía le quedaba más de un año hasta su primer cambio, perdiéndose el solsticio de invierno de este año.

 No podía esperar por ella, y no le pediría que fuera una loba solitaria... La mayoría se vuelven callejeros en los primeros años, perdiendo el control de sus bestias por completo. Las manadas siempre sacrifican a los callejeros, pero para mí es un riesgo que vale la pena correr.

 De una forma u otra, me menospreciarían si fuera un perro callejero o no. Era solo una cuestión de tiempo, así que ¿por qué no darme al menos una oportunidad de luchar en el mundo real?

 —Entonces —dijo Simone, cambiando rápidamente de tema—, tu cabello... quiero decir, vamos

Reviews
See All
Avatar

Paola Andrea Reyes Pelaez

Review after half of the novel

Bonus, bonus, bonus, bonus, bonus, bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, BonuBonus, bonus, bonus, bonus, bonus, bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, BonuBonus, bonus, bonus, bonus, bonus, bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus, Bonus.

more
May 26, 2024
Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app