Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover
Updated

Crimson Desires: La sangre prohibida del Alpha

  • 👁 25
  • 7.5
  • 💬 0

Annotation

En un mundo donde las antiguas maldiciones y el amor prohibido se chocan, "Crimson Desires: The Alpha's Forbidden Blood" cuenta una historia de pasión intensa y secretos ocultos. Seraphine, una vampira que ha estado viva durante dos siglos, debe navegar cuidadosamente la vida en una escuela que reúne a humanos, lobos y vampiros, mientras oculta su verdadera identidad. Aunque captura a todos a su alrededor, su corazón está atado a Storm, un amor marcado por un destino trágico y las oscuras revueltas de su pasado. A medida que los recuerdos surgen a través de un pendiente místico, Seraphine se enfrenta a los vínculos dolorosos que la unen a Storm y a su siniestra hermana, Lyra. Su historia de amor, que se desarrolla desde suaves praderas lunares hasta pesadillas ensangrentadas de sangre, es desafiada por el dolor, la traición y las fuerzas sobrenaturales. En medio de la agitación, una lucha de poder sigue, con Seraphine dividida entre las ambiciones de su padre y su propio deseo de libertad. Únete a Seraphine y Storm en esta épica saga de amor, pérdida y la batalla implacable contra el destino. "Crimson Desires" te lleva en un emocionante viaje a través de reinos de deseo y desesperación, donde cada decisión está llena de peligro, y cada beso podría ser su último.

Capítulo 1 | La mascarada de un vampiro

POV de la seraphineEnvuelvo desafiantemente mis cerraduras de cordero en cascada sobre mi hombro, mis uñas pintadas de marrón captando la luz del sol, su brillante brillo que se asemeja a rubíes pulidos. Una sonrisa miserable se desliza a través de mis labios mientras tengo la cabeza alta, exhalando una confianza inagotable.Cada paso deliberado en mis tacones asesinos envía un ritmo de mando que ecoa del hormigón.Hoy es un día especial. Es el 200o año de mi existencia. Yo nací de una madre mortal y un padre vampiro, un ejemplo vivo de dos mundos colisionando. Pero en la comunidad de vampiros, soy una abominación, un extranjero que no pueden aceptar. Aún así, algunas almas atrevidas se atreven a comprometerse conmigo de vez en cuando. Sus miradas curiosas y sus susurros cautelosos me siguen dondequiera que vaya.En este día favorable, mientras el sol arroja sus tonos dorados por todo el mundo, hago una decisión. Deseo experimentar la simplicidad y la banalidad de la vida humana, como la que una vez abrazó mi madre. Y así, con un corazón decidido, elijo asistir a la misma escuela que una vez asistió durante su tiempo fugaz en la Tierra.Acercarse a la escuela es como entrar en un majestuoso santuario de conocimiento, abrazado por la abundancia de la belleza de la naturaleza. Me saludan árboles tortuosos, sus ramas alcanzando el cielo, sus hojas suavemente arrastrando en el viento. La cubierta verde que forman arroja sombras en el sendero que conduce a la entrada de la escuela, creando un ambiente sereno.

Sin embargo, no son solo los impresionantes árboles los que captan mi atención. Al acercarme, me sorprende ver las paredes de la escuela adornadas con un impresionante tapiz de viñedos brillantes. El toque artístico de la naturaleza adorna graciosamente los antiguos ladrillos, envolviendo el edificio en un abrazo cálido y cariñoso.Las tendas verdes tejen un patrón intrincado, respirando vida en la estructura una vez sencilla. Cascaban graciosamente por las paredes, abrazando amorosamente las ventanas y los arcos con su toque de hojas. Es como si la esencia misma de la naturaleza y el aprendizaje se hayan unido para crear este hermoso paraíso del conocimiento.Los viñedos parecen poseer un espíritu propio, como si guardaran los secretos dentro de las paredes de la escuela y susurran historias olvidadas a los que pasan. Su presencia provoca temor, borrando la línea entre lo hecho por el hombre y lo natural. Es como si la esencia misma de la escuela estuviera entrelazada con la esfera del bosque circundante, formando una relación armoniosa entre la educación y las maravillas del mundo natural.Un perfume fresco y terrestre penetra en el aire mientras paseo por la puerta arco, mezclándose con el ligero olor de tinta y papel. El interior es una mezcla de antiguo y nuevo, un monumento al tiempo y la evolución del conocimiento. Los pasillos, adornados con armarios y tableros de boletines, emanan un alboroto de actividad, lleno de risas y charlas de los estudiantes.

En el patio, un lugar central de reunión bañado en la luz del sol, los estudiantes molían por debajo de las ramas extendidas, buscando refugio de los rayos ardientes. Los árboles proporcionan un oasis sereno, protegiendo a las mentes jóvenes del mundo exterior, invitando a la contemplación y exploración. Aquí se forman amistades, se arraigan los sueños y se desarrolla la imaginación.Me recuerda el delicado equilibrio entre el orden y el caos, entre la estructura de la escuela y la salvación de la naturaleza, mientras me sumerjo en la vibrante atmósfera.En esta fusión se encuentra la oportunidad de crecimiento, tanto académico como personal. La escuela, con sus guardias de árboles y sus adornamientos verdes, se convierte en un santuario donde el conocimiento se entrelaza con la siempre cambiante alfombra de la vida.Podía sentir una emoción temblorosa que burlaba dentro de mí al entrar en este reino desconocido. Esperando que fuera exclusivamente una escuela humana, me sorprendió descubrir una mezcla cautivadora de lobos y un espolón de vampiros asistiendo aquí también.Con mi bolsa de escuela encendida sobre un hombro, el mango suave, y mi uniforme abrazando suavemente mi forma, me embarqué en una misión para asimilar sin problemas, disfrazándose como un ser humano. El pasillo se extendió delante de mí, lleno de conversaciones animadas y la vibrante energía de la adolescencia.

Cada paso que tomé, podía sentir el peso de miradas curiosas sobre mí, su intensidad desencadenando una mezcla de emociones dentro. Fue en momentos como estos que disfruté de mi gracia natural, mis muslos suavemente movidos con un ritmo seductor.Sabía cómo aprovechar este encanto, empleándolo como arma secreta para dirigir la atención y afirmar mi dominio. Añadiendo un impulso adicional a mi paso, me desperté en el placer de ser notado, recompensado por el coro de llamadas que ecoaban por el pasillo.En respuesta a los chicos de fútbol estacionados cerca de sus armarios, sus ojos transfigurados en mi cada movimiento, giré alrededor con una confianza juguetona, encontrando sus miradas intensas. Una sonrisa flirteante bailaba sobre mis labios, una promesa sutil de encuentros intrigantes aún por venir. Sus expresiones cautivadas reflejaron el hambre que residía dentro de mí, una hambruna que se extendía mucho más allá de los reinos de la comida.Mientras continuaba mi viaje hacia la oficina del administrador, el pensamiento de saciar mi apetito entró en mi mente. El olor de sangre caliente y fresca fluía a través de mis narizes, provocando en mis sentidos. Mi padre me había impartido su sabiduría, enseñándome la incuestionable verdad de que dedicarme a tal alimentación me daría fuerza y poder sin igual, muy por encima de aquellos vampiros que eligieron soplar de sacos de sangre estériles.

Al entrar en la oficina, un aroma intoxicante envolvió mis sentidos, la dulce esencia de la sangre permeando el aire con un encanto irresistible. Era diferente a cualquier olor que jamás había encontrado, su riqueza y complejidad me encantabaEl encanto abrumador me apasionó irresistiblemente, llamando la atención hacia su origen. Podía sentir la lucha dentro de mí mientras deseaba descubrir la fuente de este perfume cautivador, pero una cosa estaba clara: emanaba de la puerta trasera del hombre que estaba delante de mí, su mirada se fijaba sin vergüenza en mí, un joven estudiante inocente.A pesar de mi propia edad de dos siglos, la vista de este hombre, a finales de los 30 años, acariciar inapropiadamente a una chica de escuela despertó en mí una furia feroz. La audacidad pura de sus acciones descuidaba los límites de la decencia. Pulsando de lado el aroma encantador de esa sangre de la boca, me compusí y me incliné casualmente contra el contador, una sutil sonrisa que me curvaba los labios. La placa grabada me llamó la atención: el Sr. Felix.“Buenos días, Sr. Felix,” murmuré, infundiendo mi voz con un indicio de encanto seductor, mientras golpeaba mis pestañas de una manera conmovedora pero intencionada. En el silencio, el sonido de su garganta reverberó, traicionando su nerviosismo mientras se esforzaba por pronunciar una simple saluda. Cada sílaba agitada que logró pronunciar sólo sirvió para alimentar la satisfacción maligna que se inflamaba dentro de mí, causando que mi sonrisa se ampliara aún más.

Como si bajo un hechizo, el Sr. Felix se acercó, sus ojos cerrados con los míos. En ese breve intercambio, mis iris grises de cristal se transformaron en un rojo profundo y fascinante, reflejando mi naturaleza extraterrestre. Manteniendo deliberadamente el contacto ocular, planteé una pregunta aparentemente inocente, la corriente subterránea del peligro y el deseo de latir mis palabras. “¿Sería justo para mí tener un gusto de tu sangre, dada la manera en que me has mirado?” Los globos marrones que reflejaban mi mirada roja ahora temblaban, cediendo a una orden no pronunciada.Al inclinarse, el Sr. Felix expuesto su cuello vulnerable sobre el balcón, un sacrificio dispuesto a mi sed insatiable. Mis garras alargadas estaban preparadas para perforar su carne, el edificio de la anticipación.Pero luego un silencioso sonido de agitación perturbó el silencio mientras la puerta tras él se abría, y un aroma aún más seductor flotaba en la habitación.En esa fracción de segundo, mis instintos tomaron el control, y me alejé reflexivamente del contador, liberando mi agarre sobre el Sr. Felix. Algo aún más seductor había llamado mi atención: la apertura de la puerta de la oficina, revelando una ola de ese hermoso aroma, cada vez más fuerte con cada segundo que pasa. Era un olor que me encaminaba a induljarme, prometiendo placer ilimitado.En ese momento fugaz, me permití saborear el aroma intoxicante, el perfume que me envuelve en una sinfonía sensorial. Las tentadoras notas de sangre cálida y rica en hierro bailaban sobre mis sentidos, una melodía tentadora que hablaba de satisfacción indescriptible. Pero mi recién descubierta contención me impidió ceder completamente a la tentación.Con la astucia y la velocidad que sólo un vampiro podía poseer, me giré hacia la fuente del olor cautivador, la emoción que corría por mis venas intensificándose a medida que cada paso me acercaba.En un solo movimiento rápido, cerré la distancia, tomando una inhalación profunda y repugnante, permitiendo que el olor me consuma por completo. El perfume exuberante de la sangre más deliciosa que jamás había encontrado intoxicó todos mis sentidos, dejando una marca indeleble en mi memoria.Volviendo a mi posición original, la sonrisa en mis labios hablaba volúmenes de la satisfacción que derivaba de ese momento robado. Me encantó el hecho de que había probado lo prohibido, aunque sólo por un momento.Mi victoria, sin embargo, fue fugaz. Un temblor inexplicable se precipitó en mi columna vertebral mientras mi mirada encontró al hombre con la mirada penetrante de la sangre con olor a sacarina. Su mirada transcurrió a través de mí, exhalando autoridad y poder.Fue entonces cuando comprendí que él no era tu lobo medio- era un alfa, una fuerza fuerte a contar con. Y dentro de las profundidades de su mirada, sentí la fuerza cruda y la sangre tan irresistiblemente dulce que llevaba la promesa de una fiesta más allá de cualquier que jamás había experimentado.

Capítulo 2 | La danza loca

POV de la seraphine¿Era estudiante aquí? Ese pensamiento me resonó en la mente mientras le miraba sin vergüenza, con los sentidos engrandecidos por el perfume intoxicante de su dulce sangre. No pude evitar preguntarme si era mayor que él o si sólo estaba visitando. Tal vez incluso poseía esta escuela. Una tormenta de preguntas giraba dentro de mí, cada una peleando por mi atención.De repente, el jefe, o así lo suponía, se limpió la garganta, retirando mi mirada relutantemente del joven enigmático que estaba delante de mí. Sin embargo, la incertidumbre persistió. ¿Este anciano era realmente el jefe, o era sólo un visitante llamando al verdadero jefe de esta ilustre institución? Mi curiosidad me consumió, desesperada por respuestas.—Vosotros debéis ser los nuevos estudiantes—dijo el viejo, con su voz suave pero ordenante. “¿Hay algo con lo que pueda ayudarte?”Le flashé una sonrisa, mi cabeza inclinándose siempre tan ligeramente, mientras recogía una respuesta silenciosa: “Sí”.Inclinán

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app