Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

Conociendo a María Eugenia

  • Genre: Werewolf
  • Author: Melodi
  • Chapters: 69
  • Status: Completed
  • Age Rating: 18+
  • 👁 447
  • 7.5
  • 💬 71

Annotation

María Eugenia Bracamonte es una joven de 40 años que ha tenido una vida difícil. Sin atención de su madre, María se muda al pueblo de Jalisco con su padre, donde conoce a Rifus Daniel, un apuesto joven del que se enamora. Pronto descubre que Daniel es un hombre lobo, pero esto no afecta su relación. Juntos, deberán enfrentar obstáculos para estar juntos y vivir felices por siempre. María Eugenia Bracamonte es una mujer valiente y luchadora, quien ha enfrentado numerosos desafíos a lo largo de su vida. Su infancia estuvo marcada por la ausencia de su madre, lo que la llevó a vivir con su padre en el pintoresco pueblo de Jalisco. Allí, tuvo la oportunidad de descubrir el amor en los brazos de Rifus Daniel, un hombre de aspecto enigmático y seductor. Sin embargo, María pronto se entera de que Daniel esconde un secreto oscuro: es un hombre lobo. A pesar de la impactante revelación, María no permite que esto afecte su relación y decide enfrentar junto a Daniel todos los obstáculos que se interponen en su camino. La pareja deberá sortear el rechazo y los prejuicios de la comunidad, que no está dispuesta a aceptar a un ser sobrenatural en su seno. Además, enfrentarán la persecución de un grupo de cazadores de criaturas sobrenaturales, quienes ven en Daniel una peligrosa amenaza y harán todo lo posible por separarlos. La historia se genera en un ambiente de tensión constante, donde María y Daniel luchan por su amor y su felicidad. A medida que avanza la trama, se enfrentarán a situaciones de peligro y desafío, donde María demostrará su fortaleza y determinación para proteger a su amado Daniel. La historia se desarrolla en medio de una atmósfera misteriosa y cargada de emociones, donde el amor de María y Daniel se convierte en un pilar fundamental en su lucha por la aceptación y la superación de los obstáculos. Juntos, deberán enfrentar sus miedos y encontrar una forma de vivir en paz y armonía, demostrando que el amor verdadero puede vencer cualquier barrera. A lo largo de la trama, María se convierte en un símbolo de valentía y superación personal, demostrando que es capaz de vencer cualquier adversidad en pos de su amor. Su historia nos enseña la importancia de aceptar las diferencias y luchar por nuestros sueños, sin importar los obstáculos que se nos presenten en el camino. En resumen, la historia de María Eugenia Bracamonte y Rifus Daniel es una apasionante y emotiva historia de amor, donde el enfrentamiento con la diferencia y el prejuicio se convierten en un primer plano. A través de su valentía y determinación, María demuestra que el amor verdadero no conoce barreras y puede superar todos los obstáculos para alcanzar la felicidad eterna.

Chapter 1.- Extraña manera de hacer amistad.

María Eugenia Bracamonte una joven adolescente de 16 años de edad, bella audaz, inteligente, extrovertida, recién graduada de bachiller en la secundaria Cuauhtémoc, quien vivía en la Ciudad de México, conocida como la Capital Cultural de América, que es uno de los destinos más ricos y fascinantes del mundo, no solo por ser una de las tres principales ciudades con el mayor número de museos, sino que también conjuga un legado histórico, lleno de sabor gracias a su variada oferta gastronómica, reconocida por los amantes de la comida, local, tradicional y de gran fusión internacional. La Ciudad es epicentro de los festivales culturales, deportivos y artísticos más importantes de Latinoamérica.

Se muda con su padre y sus dos hermanos Miguel Ángel de 14 años de edad y Luigi Alfredo de 15 años respectivamente, a un pueblo llamado Mazamitla en Jalisco en donde hay un bosque montañoso, de clima semi seco, sus padres se separaron ya que la madre Ana Luisa se dedica a la medicina ella es cirujano cardiovascular, debido a la alta demanda de su trabajo porque la buscan mucho y son muy pocos los cirujanos de esa área en todo el país que operan, por tal motivo no tiene tiempo para su esposo, ni sus hijos.

Sin embargo su padre el señor Juan Manuel Bracamonte se dedica a la albañilería, el señor firmo un contrato por 5 años en una compañía muy importante en la localidad a donde se mudó recientemente con sus hijos, en una constructora como maestro en albañilería ya que es el único oficio al que se ha dedicado desde pequeño y en el cual adquirido la experiencia necesaria para ser tan experto en lo que hace, su hija María Eugenia ya es bachiller y Juan Manuel decide confiarle a su hija María Eugenia la responsabilidad de cuidar a sus hermanos y los quehaceres de la casa, mientras el sale a trabajar.

Han pasado seis meses desde que se mudaron, el señor le va muy bien en la constructora donde trabaja, aparte de María Eugenia los otros dos hijos del señor Juan Manuel se adaptaron muy bien al colegio donde están estudiando y han socializado muy rápido con sus compañeros de clases, un día el señor Juan Manuel antes de salir a trabajar le deja su tarjeta de débito a la muchacha para que le saque por el cajero automático algo de efectivo, y con lo que quede en la tarjeta compre algo de comida para toda la semana.

― Buenos días padre ¿cómo estás? Bendición, aquí está tu desayuno siéntate y come antes de salir, coloque tu almuerzo en bolso para que te lo lleves. — Dijo María Eugenia.

― Muy buenos días hija, Dios te bendiga, estoy muy bien, y muchas gracias por el desayuno esta divino, Dios me bendijo con una hija como tú, siempre tan atenta y cariñosa. —Respondió Juan Manuel.

― Padre mío tengo que retribuirte todo lo que has hecho por mí, porque gracias a ti soy bachiller, mientras que a mi madre lo único que le debo es haberme dado la vida; como ya vez muy poco está pendiente de mis hermanos y de mí, y si me preguntase alguien con quien de mis padres quisiera vivir, te escogería a ti padre, porque tú siempre estás en las buenas y en las malas con nosotros.

― Hija no te reprochare nada de que quieras y respetes a tu madre, ella siempre será tu madre, y le debes respeto será tu conciencia si la perdonas o no por su desapego con ustedes.

― Padre el respeto para los padres se gana, tú te mereces mis respetos, a ella la respeto mucho pero no quiero vivir con ella, y bueno olvidemos esta conversación, tienes que irte a tu trabajo o llegaras tarde hoy no quiero que te llamen la atención por mi culpa.

― Rayos mira la hora que es; tienes razón voy a llegar tarde al trabajo, a mira por cierto te estoy dejando aquí mi tarjeta para que me retires una cantidad de dinero en efectivo, para alguna eventualidad que se presente en la casa y así podamos contar con ese efectivo y lo que me quede en la tarjeta ve hacer mercado para toda la semana.

― Está bien papá ahorita me alisto para ir a realizar todo lo que me pediste y así regresar temprano en la casa, bendición y que te vaya muy bien en tu trabajo.

― Gracias hija, sé que cuento contigo para todo, y Dios te bendiga, te quiero mucho hija, nos vemos ahora más tarde.

María Eugenia se alisto para salir a realizarle los mandados a su padre y le dejo el desayuno a sus hermanos y una nota diciendo: “hermanos aquí está el desayuno listo, por favor alístense desayunen y asistan al colegio”

Estaba María Eugenia sacando dinero y el cajero se tragó sus billetes. "Yo notaba unos ojos clavados en la nuca"―decía María Eugenia―.Voy a llamar por teléfono al banco. ―Continuo María Eugenia

― Hola amiga, disculpe el cajero automático no me dispenso el dinero que yo sacaría, me dirigía al banco a buscar a un amigo que trabaja allí para que me ayude, al ver que a ti también te estaba sucediendo lo mismo, decidí avisarte para ver si vamos las dos para que nos solucione el problema. — Intervino Mónica una desconocida chica que se encontraba en el lugar,

― Ok, disculpa lo que te voy a decir, pero no suelo confiar en personas que no conozco, pero voy a confiar en lo que dices y si no es así empezare a gritar para que me ayuden. —Respondió María Eugenia

― Tranquila no te preocupes yo también soy desconfiada con personas que no conozco, pero voy hacer una excepción contigo porque estoy notando que estas muy preocupada, vamos hablar con mi amigo para que nos solucione el problema.

Entonces las muchachas entraron al banco y preguntaron al vigilante por Ulises Cienfuegos quien es el Gerente de la agencia bancaria.

― Buenos días señor vigilante ¿llegó Ulises el Gerente? —Pregunto Mónica.

― Buenos días, señoritas si el señor Ulises acaba de llegar y esta desayunando, ¿qué desean ustedes?— Contesto Manuel el Vigilante de la agencia bancaria.

― Nosotras vamos hacer un reclamo porque el cajero automático nos tiene retenido el dinero y no lo pudimos sacar el me conoce mi nombre es Mónica.

― Ok jóvenes en este momento le aviso. —Respondió cortésmente Manuel dirigiéndose a la oficina del gerente.

― Buenos días, Ulises ¿cómo estás? Buen provecho.

― Buenos días, Manuel bien gracias a Dios, dime ¿qué se te ofrece?—Respondió Ulises.

― Lo esperan dos jóvenes muchachas, desean hablar contigo porque estaban retirando dinero del cajero automático y la máquina les retuvo los billetes, y por cierto una de ellas se llama Mónica y dijo que la conoces.

― Ah! Si yo la conozco es mi mejor amiga, una hermana de ella estudio conmigo en la secundaria, dile que me espere cinco minutos y la atenderé.

― Ok, ya les digo. —Contesto Manuel para luego dirigirse a las muchachas.

― Bueno jóvenes el señor Ulises las atenderá en cinco minutos.

― Esta bien gracias esperaremos. —Respondió Mónica.

― Oye vamos a entrar con el gerente para que nos solucione el problema y no sé quién eres. —Dijo María Eugenia.

― Hay discúlpame, te aborde allá afuera y no me presente mi nombre es Mónica López, vivo con mi mamá y mis hermanos, tenemos ya 10 años viviendo en este hermoso pueblo de Mazamitla, mi padre murió hace dos años, no hace mucho termine mi bachillerato, y estoy optando por un cupo en la universidad lo cual estoy esperando las fechas de las inscripciones para continuar mis estudios universitarios.

― Mi nombre en María Eugenia Bracamonte, vivía en La Capital y estoy recién llegada a este pueblo con mi familia, ya tenemos aquí seis meses viviendo, vivo con mi padre y mis dos hermanos y mi madre nos dejó por su trabajo en una clínica privada y hospital público, ella se desvive más por su trabajo que por nosotros sus hijos, mas no vivimos juntos, porque mi padre se cansó de que ella no nos prestara atención y no le gusta eso y llegaron a un mutuo acuerdo de vivir separados y nosotros sus hijos vivir con mi papá, en dado caso por algún momento o circunstancias nosotros queremos pasar tiempo con ella, eso queda a decisión de nosotros tres, mi padre no es aquel hombre que le habla a sus hijos mal de su madre al contrario él nos dice que somos libres de decidir con quién queremos estar.

En este momento en que conversan las chicas el vigilante les hace señas para que entren con el gerente, y ellas con señas también le agradecen por la atención.

― Hola Ulises Buenos días, ¿cómo estás? —Dijo Mónica.

― Hola amiguita, bien y, ¿tú cómo estás? ¿Qué las trae por aquí a ti y tu amiga? ¿En qué les puedo ayudar? —Respondió Ulises en tono cordial.

Luego de saludarse con un beso en la mejilla comienzan a platicar sobre su problema.

― Bueno la situación es la siguiente. Que estábamos sacando efectivo del cajero, y la maquina no nos dio el dinero. — Continúo Mónica.

― Hola, si amigo mi padre me mando a sacarle del cajero un efectivo que necesita para su pasaje y otros gastos y como no le conceden permiso para hacer dicha gestión me mando con su tarjeta de débito a retirarle y pues surge este este problema, y mi amiga aquí presente me está ayudando también hablar con usted y poder solucionarlo ya que a ella también le sucedió lo mismo pues me aconsejo y aquí estamos hablando contigo. —Añadió María Eugenia.

― Bueno chicas, no las debería de ayudar porque ustedes son menores de edad y segundo quienes tienen que venir a poner la queja son sus padres, pero voy hacer una excepción con ustedes, pero eso si no se acostumbren no es por nada malo sino que viene una supervisión de las oficinas principales de Caracas para hacer inspecciones y la cabeza que va rodar es la mía, ok ahora una por una me dan los datos de sus padres los titulares de las cuentas para darles una pronta solución y respuesta. —Respondió Ulises.

Ulises le dijo a su secretaria que por favor les llevara café a la muchachas que están en su oficina, mientras comenzaba hacer sus ajustes, resolviendo el problema en su computadora posteriormente llamo a uno de sus técnicos para que revisara la máquina expendedora de los billetes y le arreglara la falla lo más pronto posible, al cabo de media hora, regresa a su oficina donde están las muchachas esperándolo.

― Muchachas, ya está listo, disculpen la demora, pueden ir a usar el cajero automático a realizar sus transacciones. ― dice Ulises―

― Muchas gracias, y de verdad que eficiencia tienen en la entidad bancaria a mí nunca me han atendido tan bien. — Respondió María Eugenia.

― Nos esmeramos por darle al cliente una información puntual y satisfactoria sobre sus cuentas y productos es uno de los factores que mejor valoran, que sientan confianza con nosotros, es decir, Claridad, confianza, relación, proximidad, comodidad, solidez… Son algunos de los valores que definen la manera de entender y darles pronta solución para que los clientes no se decepcionen y vuelvan pronto. —Añadió Ulises.

Capítulo 2. . Extraña manera de hacer amistad. Continuación

Después de arreglar el tema bancario, y haber sacado con éxito el efectivo del cajero automático, las jóvenes se fueron a tomar un café juntas. Un café que, recuerda una gallega de 44 años, en su local manifiesta que "duró tres horas" la dueña del local. Destaca que desde entonces son inseparables, en el momento en que las chicas toman su café siguen con la conversación en el banco mientras esperaban.

― Bueno como te iba diciendo en el banco, vivo con mi padre y mis dos hermanos ya tenemos seis meses en este pueblo que me parece excelente y le doy gracias a Dios que a mi padre le dieron un contrato por cinco años en una constructora, él es maestro de albañilería y dirige a los demás obreros para realizar todo el proceso de mezcla del concreto, pegar los bloques y todas esas cosas, mi padre recibe orden de los ingenieros y arquitectos y él dirige a los demás para que ejecuten. amiga creo que mencionaste que tienes viviendo 10 años en la comunidad llamada Dos

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app