Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

El omega del príncipe heredero.

  • 👁 6.3K
  • 6.8
  • 💬 391

Annotation

Axe Noir, omega y segundo en la línea de sucesión al trono deberá casarse con Erwin Feret, alfa y actual heredero del reino enemigo debido al estallido de la guerra. Axe es todo lo que un omega de su época no debería: atrevido, independiente, de opiniones fuertes y total destreza en la lucha, es un omega insolente, y eso vuelve loco a Erwin. Erwin es un alfa criado en un ambiente tóxico y alfista, adaptado a hacer lo quiere, sin preocupaciones y viviendo sus amoríos. Ambos tan diferentes como son, están destinados a caer por el otro, incluso si al comienzo solo los mueve el deseo, puede que sin saberlo, estén a punto de vivir la mayor historia de amor de todos los tiempos. Claro, si la guerra y las mentiras no los destruyen primero.

Introducción:

REINO DE ASMAX:Axe siempre supo que su destino estaría condenado desde el momento en que su casta fue decidida por la diosa Luna y el dios de los lobos, nacer omega en un mundo como el que le había tocado vivir era demasiado, incluso como príncipe de una nación, no le quitaba la maldición de su estirpe.OMEGA, parecía una mala palabra que acarreaba el alma, el frío que que constituía no ser más que la posesión de los seres superiores, los ALFAS, bárbaros en su mayoría, llenos de malsanas intenciones, culpables de los mayores desastres, creadores de calamidades.Ahora, abrazado por el manto de la noche, con la diosa brillante y esplendorosa como testigo, levanta la vista y mira lo que podía decirse, es uno de las pocas entidades ancestrales que le inspiran fé.El dios de los lobos, el padre de toda su raza, a quien por años los súbditos y la familia real le ha rendido tributo, Fenrir.El rey entre reyes, dios de dioses, quien marca el inicio y el final, los pone en tierra y da la misión de vida a los lobos, el eterno enamorado de la luna, y señor de los lycans.Por un segundo de vacilación Axe se pregunta, muy dentro de sí, si sus plegarias podrían ser escuchadas, si con aullar de tristeza y desolación a la luna con la esperanza de que el dios lobo lo escuche allá arriba en su templo.Cae de rodillas, listo para inclinarse con la frente pegada al suelo, rezando mientras su cuerpo tiembla de ira e impotencia, y las lágrimas surcan su rostro, podría ser realmente escuchado y librado de su destino.Camina por el ancho corredor sintiendo su lobo alerta, con las orejas atentas a cualquier sonido, se siente abatido, pesado y al mismo tiempo decidido.Axe siente el sudor correr por su frente, manos y espalda mientras la tela incómoda se pega a su torso como si no pudiera ser de otra forma, con las velas encendidas, iluminando el panteón del dios Fenrir y otros pequeñas deidades.Con cuidado se detuvo delante de la deidad y en el tabloncillo de madera forrada en terciopelo rojo se arrodilló colocando ambas manos juntas, respirando hondo, sintiendo el aire pasar dolorosamente a sus pulmones, comenzando con susurros que fueron tomando forma y volumen mayor.—Oh padre de los lobos, uno de tus hijos te necesita, e incluso si mi fé no es absoluta, aún así hoy vengo a ti a pedir ayuda.Lame sus labios con nerviosismo, si bien cree con fervor en lo que se le fue inculcado, rezar nunca había sido su fuerte, ni siquiera iba lo suficiente a la capilla, o tenía tendencia a dejar todo a manos de la suerte y los dioses.—Dar presencia en las tierras de Craenia, será mi perdición, como omega, en un mundo tan cruel como el que nos ha tocado vivir, ir allí sería abrir las puertas al infierno, sin embargo, mi señor, la guerra parece arroparnos con su aroma a sangre y desolación.Axe suspira cansado y tembloroso.—Aspor quiere destruirnos, dejándome en una posición sumamente difícil, ya que de no acceder, solo nos condenaría a todos a la muerte y devastación.Niega abatido.—Nunca he pedido nada, mi señor, nunca, y aún así esta vez quiero, siento que merezco ser egoísta.Cierra los ojos conteniendo las lágrimas que amenazan con salir.—Libérame de este desafortunado destino, permite a este siervo tuyo ser feliz sin tener que vivir con la muerte de todo un pueblo sobre la espalda como castigo.La vida es injusta, eso Axe lo tenía más que claro, poner a su gente justo ahora en una posición de guerra no era lo que hubiera esperado, no cuando su padre y alfa, al fin pensaba descansar junto a su madre, dejando atrás una vida de sobresaltos y amenazas.Asmax es pacífico, un remanso de paz para los lycans, no habían cruzado más que simples palabras con otros reinos en años, no entendía, incluso con la sabiduría de su loba de por medio.¿Qué pasó. ¿Cómo era posible tal cosa?.Se preguntaba el Omega continuamente.Axe jura, por más que piense e intente encontrar algo factible que le explique de forma lógica el actuar del enemigo, no la encuentra. Era como si solo hubieran decidido irse en su contra, como si algún ser maligno le envenenara la mente y pidiera la sangre de Asmax como tributo.A lo lejos sonó un cuerno, era parecido a las armonías de guerra de su pueblo, solo que esta era más ecuánime y baja, como una orden que debe ser tomada sin refutar, y solo podría significar una cosa, habían aceptado la alianza con Craenia en aras de proteger ambos reinos de Aspor.Axe cerró los ojos y respiró hondo.—Ya no hay marcha atrás.Susurró el omega.A veces, llevar una corona era demasiado, ser de la realeza, más que una bendición, podría tomarse como un castigo.Esa noche tanto él como su loba, se sentían más tristes y débiles que nunca._________REINO DE CRAENIA:—Nuestro alfa finalmente ha enviado respuesta a Asmax en cuestiones de la alianza, y han sido positivas.La voz de Karel Feret sonó baja sentándose al lado de su hermano mayor.El contrario no volteó a mirarlo, de hecho parecía demasiado concentrado en ver el mar, el atardecer bañaba las aguas del puerto y las aves daban sus últimas acrobacias antes de retirarse.—Erwin.Llamó posando la mano en el hombro del aludido.—Sé que esta no es la mejor situación, pero dependemos de esto, somos débiles por nosotros mismos, nuestro ejército...La risa llegó alta y estruendosa, Karel retrocedió solo unos pasos, observando al alfa como si lo viera por primera vez, era tan fría, vacía, carente de todo lo que podría hacerla humana, que le erizaba la piel.Su hermano es un alfa, y el animal dentro de sus ojos estaba furioso, tanto o incluso más que el humano, ya que ser obligado a tal cosa como un "acuerdo matrimonial" en el que no daba ni voz ni voto, demostraba que no era lo suficiente alfa para llevar las propias riendas de su vida.Erwin gruñó, casi animal y primitivo, dejando ir una mueca cuando se dio cuenta del hecho, chistó y sonrió cínico.—Entonces amarrar a mi lobo y a mí a un matrimonio arreglado con un omega que jamás he visto en mi vida, parece ser la solución a todos nuestros problemas, ¿verdad?.El alfa sonrió sonrió.—Eso es demasiado ingenuo, incluso para ti, Karel. Conocemos a muchos monarcas. ¿Debía de ser alguien de Asmax precisamente?.—Nuestro alfa quiere el bien del reino.—Tu alfa solo busca su propio bien, mi querido Karel.Rebatió Erwin en tono bajo, incluso calmado, para Karel era a veces—y solo a veces—fascinante ver la pasividad con que Erwin se tomaba las cosas.Podría decir que antes de este día nunca había visto a su hermano actuar como lo dictamina su casta, posesivo, peligroso y agresivo, más bien era todo lo contrario, como si no le importara nada.Karel llegó a pensar incluso que este carecía de alma, su hermano mayor era todo lo opuesto a él: Alfa, fuerte, decidido e iba de frente.Erwin se levantó y miró al horizonte, una vez más antes de pasar de largo y dejar a Karel allí.Erwin estaba metido en sus propios pensamientos, sintiendo a su lobo moverse en su oscuro medio, con las fauces afuera, gruñendo, mientras él se cuestionaba qué podría hacer para salir de ello.Incluso ahora que sabía que era tarde y a estas alturas el príncipe omega de Asmax, debía estar feliz, haciendo arreglos de embalaje para partir a Craenia.Suspiró y entró de vuelta al castillo con la cabeza en alto y espalda erguida.Esto era una alianza, solo eso, pura conveniencia y necesidad de sobrevivir y no caer ante lo que amenaza con venir, él era el heredero de Craenia, alfa, hijo del rey, no debía preocuparse, eran sus tierras, su reino, el príncipe omega de Asmax era quien debía temblar de miedo.

Capítulo 1:

REINO DE ASMAXMONARQUÍA: PARK.PALACIO REAL:⎯Sentí la sonata del cuerno anoche, imagino que ya han tomado una decisión con respecto al acuerdo político.El silencio en la mesa fue simplemente gélido, incluso los cubiertos pasaron a completo mutismo, la servidumbre parecía aguantar la respiración, y los aromas de todos mezclados crean un ambiente casi insoportable.Axe por un segundo deseó estar en cualquier otro lugar que no fuera este, tan incómodo como podrían estar él y su loba, su aroma estaba a flor de piel, sus nervios y enojo no habían mermado y le estaban haciendo casi imposible no desprender feromonas por doquier, ahora mismo podrían simular estar en un jardín lleno de rosas, con la magnitud de su propia esencia junto a las de su hermana y madre esparcidas por la habitación, nunca había querido escapar de algo con tanta desesperación, no había logrado conciliar el sueño en toda la noche, y Igna, su loba no paraba de moverse alrededor por

Reviews
See All
Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app