Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

La fragilidad del CEO.

  • 👁 21
  • 5.0
  • 💬 0

Annotation

En un mundo de poder y lujos, se encontraba Santiago Echeverría, un exitoso CEO de una empresa multinacional. Con su imponente apariencia y carisma, era conocido por ser un auténtico mujeriego. Sin embargo, detrás de su fachada de conquistador, se escondía un corazón herido. Todo comenzó cuando Santiago se enamoró perdidamente de Isabel, una mujer hermosa y seductora. Creyendo haber encontrado al amor de su vida, Santiago entregó todo su ser a ella. Pero su felicidad se desvaneció cuando descubrió que Isabel lo había engañado con su mejor amigo. El engaño fue tan profundo que dejó a Santiago con el corazón destrozado y una profunda desconfianza hacia las mujeres. Decidido a no volver a caer en las redes del amor, Santiago contrató a Elizabeth como su nueva asistente personal. Elizabeth, una mujer fuerte y decidida, despertó en Santiago un deseo ardiente. Sin embargo, ella no se dejó llevar por sus encantos y lo desafió en todo momento. Entre ellos, nacieron peleas y discusiones constantes, pero también había una tensión palpable que ninguno de los dos podía ignorar. Después de meses de enfrentamientos y malentendidos, Santiago finalmente se dio cuenta de que estaba enamorado de Elizabeth. Pero justo cuando estaba a punto de revelar sus sentimientos, un desafortunado accidente interrumpió sus vidas. Santiago perdió la memoria y, en su confusión, volvió a los brazos de su ex novia, la misma que tanto odiaba. Aunque Santiago se sentía atraído por su ex novia, había algo dentro de él que lo llevaba a buscar la verdad. Con el tiempo, sus recuerdos comenzaron a regresar poco a poco, recordando su verdadero amor por Elizabeth. Pero ahora era Elizabeth quien había encontrado consuelo en el mejor amigo de Santiago, Cristian. Desesperado por recuperar su verdadero amor, Santiago decidió emprender un viaje durante un año para reconectar consigo mismo y tratar de recuperar completamente su memoria. Durante ese tiempo, Elizabeth se enamoraba cada vez más de Cristian, sin saber si algún día volvería a estar con Santiago.

Capitulo 1: Dónde todo comenzó.

Eli, amiga de Cristen, intentó despertarla pues tenían cosas por hacer ese día. Con su entrevista de trabajo programada, Eli estaba ansiosa por salir de la rutina y cambiar su situación económica. Sin embargo, Cristen se encontraba en un sueño profundo y se negaba a levantarse de la cama.Observando a su amiga cubierta de pies a cabeza, Eli no pudo evitar sentir envidia y deseó estar en su lugar, disfrutando de la comodidad de su cama. Cristen lucía hermosa con su cabello oscuro hasta la cintura, mientras que Eli se veía a sí misma como el patito feo en comparación, con su estatura y peso que no consideraba ideales.—Bueno, pero me llevaré tu auto —dijo Cristen resignada, sabiendo que ella también necesitaba ir a su entrevista. Cristen asintió y tomó las llaves de la mesita de noche. Eli decidió no perder más tiempo y salió de la habitación, determinada a buscar un empleo.Temprano como era su costumbre, Eli se levantó con la esperanza de encontrar un buen trabajo que le permitiera cubrir sus gastos. Sin embargo, parecía que el destino siempre estaba en su contra. Aun así, ese día se sentía especialmente optimista. Se repetía una y otra vez que iba a ser un buen día y que lograría su objetivo.La desesperación se había apoderado de ella tras meses de búsqueda infructuosa. Cada lugar al que iba, los nuevos jefes parecían ofrecerle trabajo a cambio de favores sexuales. Eli se negaba rotundamente a aceptar esas propuestas. Aunque desesperada, no estaba dispuesta a llegar a ese nivel.Cristen era su mejor amiga y también estaba en busca de estabilidad laboral. Aunque tenía una personalidad más excéntrica, ambas compartían la misma meta. Vivían juntas, pero Eli era la más dedicada a encontrar trabajo y estudiaba los fines de semana. No tenía problemas con los horarios ni compromisos amorosos; su vida giraba en torno a la búsqueda de empleo y la supervivencia diaria.★Mientras tanto, al otro lado de la ciudad.Santiago, un hombre de carácter frío y malhumorado, solicita a su chofer Adrián que le abra el auto. Aquel día despertó con el pie izquierdo y su mal humor era palpable. No soportaba la familiaridad de su chofer y ya estaba considerando contratar a alguien nuevo.—Buenos días, señor. ¿Cómo estuvo su fin de semana? ¿A dónde lo llevo hoy? ¿Se presentará temprano en la oficina? —preguntó el chofer mientras trataba de entablar conversación. Santiago lo ignoró de inmediato, no entendía cómo Adrián pretendía tener una relación más allá de la laboral. Para Santiago, las conversaciones triviales eran una pérdida de tiempo.—Increíblemente aburrido. La mujer con la que pasé la noche no supo satisfacerme. Fue decepcionante. Tuve que regresar en Uber —respondió Santiago, sin saber realmente por qué le compartía esa información.—Llévame a la oficina —indicó mientras planificaba su día en su mente. Necesitaba una nueva asistente personal y eso era lo único que lo motivaba en ese momento. También tenía una amante llamada Mill, pero sentía que ya no tenía la misma pasión que al principio. Planeaba reemplazarla por alguien más joven y atractiva. Para Santiago, las mujeres eran solo un objeto de deseo, dispuestas a satisfacer sus necesidades a cambio de dinero y otros lujos. No estaba dispuesto a abrir su corazón nuevamente, consideraba que todas las mujeres eran traicioneras.Mientras Santiago se perdía en sus pensamientos, esperaba encontrar a esa mujer con un cuerpo impresionante que pudiera satisfacer sus necesidades. Para él, lo más importante era que fuera joven, con atributos físicos destacables y dispuesta a todo. No le importaba ofrecerle lujos materiales, pero se negaba a dar amor. Para Santiago, las traiciones de las mujeres eran algo inevitable después de enamorarse.

Capítulo 2: aparatoso accidente.

Conducir el auto de su amiga era el sueño de Elizabeth. Para ella, era el objeto más valioso que su amiga poseía en ese momento. Sabía que no permitía que cualquiera lo condujera, pero se sentía especial al ser considerada su mejor amiga.—Veamos qué tipo de música hay en este auto —pensó mientras abría la guantera. Sin embargo, se sorprendió al encontrar un condón en su interior. No entendía por qué su amiga lo tendría allí. Aunque sabía que Cristen estaba pasando por un duelo, no le sorprendía que se divirtiera. Después de todo, ella vivía para esos momentos. «Quizás sea una forma de castigarse» pensó Elizabeth.Muy cerca en la carretera el teléfono de Adrián comenzó a sonar en todo el auto, interrumpiendo el silencio. El conductor y empleado de Santiago, hizo una pausa antes de hacer la pregunta. —Señor, ¿me permite contestar? Es mi esposa —le preguntó con educación. Santiago, por su parte, ac

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app