Alphanovel App

Best Romance Novels

Book cover

El CEO es mi admirador secreto

  • 👁 39
  • 5.0
  • 💬 0

Annotation

Lucia Medeiros es una joven virgen que vive en el extranjero. Ella tiene un sueño, que es vivir lejos de la gran ciudad, pero algo la impide realizar ese sueño: su padre es diagnosticado con una enfermedad y, debido a esto, Lucia tendrá que buscar un empleo. Lucia intenta de todo para encontrar un empleo, pero no lo consigue. Ella pierde las esperanzas y tiene una recaída, va a un bar y trata de olvidar sus problemas. Después de beber muchas copas, Lucia despierta en una habitación de hotel de lujo; ni siquiera recuerda con quién estaba en esa habitación y, lo que es peor, había perdido su virginidad con un desconocido. Su conciencia pesaba por haber gastado el poco dinero que le quedaba en bebidas. El hombre solo le había dejado un mensaje: "Si descubres quién soy, prometo cumplir cualquier deseo tuyo". Lucia había ganado un admirador secreto, sin saber que el misterioso hombre era el CEO de la empresa a la que había enviado su currículum.

1 Ultima oportunidad

Lucia — Envío un poco más de dinero para ti, sé que no es mucho, pero debería ser suficiente para que puedas comer algo decente — dice Olivo, el padre de Lucía, por teléfono.— Ni lo pienses, necesitas guardar tu jubilación para el tratamiento, todavía tengo algo de dinero guardado, no te preocupes — Lucía sabe lo delicada que es la situación de su padre y no quiere que gaste lo poco que tiene en ella.Son las 09:00 AM y Lucía corre por las avenidas del centro de Barcelona para entregar sus currículos en las grandes empresas.— Necesito colgar ahora, papá. Tengo una entrevista en unos minutos y no puedo llegar tarde — dice la joven jadeante mientras camina. Se siente mal por mentir, pero necesita dar alguna buena noticia. Han pasado varios días desde que entregaba sus currículos y no recibía ninguna respuesta, pero no quiere desanimar a su querido padre.— Hasta luego... Tengo un buen presentimiento sobre hoy, buena suerte — Olivo se despide con un tono más alegre. Confía en su hija y sabe que la joven está haciendo un gran esfuerzo.Después de colgar el teléfono, Lucía suspira profundamente intentando calmarse. Ya no sabe qué hacer. Ese será su último día visitando empresas en busca de trabajo. Ha recibido una notificación del banco exigiendo el pago del préstamo que tomó para financiar el inicio de la quimioterapia de su padre. Lucía ha tomado una decisión: si no consigue trabajo al final del día, tendrá que ganar dinero prostituyéndose. Es la única forma de conseguir dinero rápidamente.Nerviosa, Lucía aprieta fuerte el sobre contra su cuerpo. No quiere estar en esa situación. Todo es tan perfecto en la granja, lejos de toda esa prisa y desorden. Siente un dolor en el pecho, la angustia. Se esfuerza por no llorar y mantiene una sonrisa en su rostro.Después de caminar todo el día entrando y saliendo de corporaciones, finalmente Lucía llega al último edificio de su lista. Es enorme y el vestíbulo es magnífico, lleno de estatuas y macetas floridas que contrastan con las enormes paredes de vidrio laminado.Las piernas de la joven casi tiemblan de nerviosismo por un momento, pero se mantiene firme y camina hacia la gran puerta. Es su última oportunidad. Antes de entrar, Lucía se detiene por un momento y se mira en el reflejo del cristal. A causa del fuerte viento, su larga melena que antes estaba recogida ahora está despeinada.— ¡Todo saldrá bien! Solo sonríe y entrega el papel como lo hiciste todos los demás días — se dice Lucía a sí misma mientras acomoda los mechones fuera de lugar, tratando de mantener la calma. Será la primera vez que entregue un currículum en una empresa de esa envergadura.Después de algunos segundos de alentarse, presiona el timbre del interfono y la puerta se abre. Concentrada, la joven se dirige a la recepción. Al mirar la decoración a su alrededor, ve que el interior del edificio es aún más hermoso que el exterior, todo parece muy costoso.Eso la pone aún más nerviosa, y se da cuenta de inmediato de la ropa que lleva puesta, visiblemente desgastada. Lucía se siente avergonzada, lamentablemente no tiene dinero para ropa nueva. Al llegar a la recepción, se da cuenta de que ya no hay nadie allí.— ¡Maldición! — murmura Lucía en voz baja. Al acercarse al mostrador, ve un pequeño letrero con el horario de atención. Llega con 30 minutos de retraso.— ¡No puedo creerlo! ¡Esto no puede estar sucediendo! — dice Lucía casi arrugando el sobre con enojo. Es su última oportunidad y parece que el destino quiere que todo salga mal.Desesperada, mira a su alrededor con la esperanza de encontrar a algún empleado al que pueda entregar su currículum, pero no ve a nadie.— ¡No! Por favor... necesito encontrar a alguien... no quiero tener que prostituirme — dice Lucía, entrando en pánico y hablando para sí misma, pensando que no lo ha logrado. Las lágrimas que antes ha contenido ahora corren por sus ojos.Mientras se lamenta, escucha el sonido de una conversación en una sala cercana. Las paredes son de vidrio opaco y, al voltearse, todo lo que Lucía puede ver es la silueta de un hombre y una mujer observándola. Todo está borroso en el interior, lo que le impide ver quiénes son.Lucía intenta secarse las lágrimas rápidamente, no puede ser vista de esa manera, deprimente. Lo único que quiere es que nadie la haya escuchado decir esas cosas.Mientras se seca la cara con la manga de la blusa, presta atención a la conversación en la habitación contigua.— ¡Vaya! ¿Escuchaste eso? Qué deprimente — susurra una voz femenina al otro lado del vidrio.— Ve a ver de qué se trata — la voz masculina suena ronca y de alguna manera sensual.En ese momento, la puerta se abre y sale una mujer con uniforme, el lápiz labial en su boca está corrido y se ven marcas moradas en su cuello.La vergüenza invade el cuerpo de Lucía, desea poder volverse invisible.— ¿En qué puedo ayudarte? — la mujer se acerca y habla mirando con desprecio, con una sonrisa maliciosa en su rostro.— Yo... vine a dejar mi currículum para el puesto de trabajo — casi tartamudeando, Lucía responde, extendiendo tímidamente su mano y entregando el sobre.La empleada bufó molesta mientras tomaba el papel. Lucía la ha interrumpido junto al hombre en la sala.— Si fueras tan puntual en el trabajo como lo eres entregando currículos, nunca conseguirás un empleo — dice la mujer, girándose irritada y volviendo a la sala de la que salió.Lucía se queda desolada, ha arruinado su última oportunidad de conseguir un trabajo decente.Abatida, camina hasta la acera de la empresa. Ya no tiene razón para mantener esa sonrisa en su rostro.Su teléfono sonó, era su padre. Siempre llamaba para saber las novedades, pero Lucía ya no sabía qué decirle, estaba cansada de mentir.— Que se vaya al diablo — dijo sin esperanzas, poniendo el teléfono en silencio. — Creo que no hay otra opción. — Lucía tenía que hacer lo que tanto despreciaba.Con el rostro aún enrojecido, caminó por la calle, hasta que su atención fue captada por la música alta que provenía de un bar.

2. Encuentro con el hombre misterioso

Lucia.Desolada por no haber conseguido un puesto en las empresas que visitó, todo lo que la joven quería era olvidar sus problemas, y ver el bar allí fue una tentación irresistible.Lucía toma su bolso y comprueba cuánto dinero le queda, solo quedan algunos euros.Decidida, se dirige al bar, ese dinero debería ser suficiente al menos para tomar algunas bebidas.Al llegar a la entrada, se encuentra con humo de shisha, luces de neón de colores junto a música animada; el lugar no estaba muy lleno, y el ambiente más oscuro estaba reservado, lo que hacía que Lucía se sintiera más tranquila, si se quedaba en una de las mesas al fondo, sería difícil que alguien la reconociera debido a la luz tenue.Ella entra al bar, sintiendo un cierto alivio por la acogedora atmósfera que el lugar ofrece, camina hasta el fondo del establecimiento y encuentra un lugar vacío en una de las mesas más alejadas, como había planeado, y se acomoda allí, s

Heroes

Use AlphaNovel to read novels online anytime and anywhere

Enter a world where you can read the stories and find the best romantic novel and alpha werewolf romance books worthy of your attention.

QR codeScan the qr-code, and go to the download app